3er Convención de Maíz reunió a Estado y Privados para avanzar en Competitividad.

El Centro Cívico de la ciudad de Córdoba fue el escenario elegido para el desarrollo de la 3° Convención del Maíz. Organizada por la Sociedad Rural de Jesús María, la Bolsa de Cereales de Córdoba y el Ministerio de Agricultura de la Provincia, la jornada concentró a especialistas de renombre y numerosos productores del centro del país.

3convencion-1

El ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, su par de Ciencia y Tecnología, Walter Robledo, y el secretario de Industria, Pablo De Chiara, los tres como representantes del Gabinete Productivo; junto al presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Luis Macario; y el titular de la Sociedad Rural de Jesús María, Luis Picat, encabezaron la apertura de la 3° Convención del Maíz.

El evento contó con la participación de más de 250 personas vinculadas a la cadena agroalimentaria de este cultivo. Productores, profesionales, intendentes, empresarios, representantes de entidades agropecuarias y funcionarios, entre otros, se dieron cita en el Centro Cívico del Bicentenario para reforzar los acuerdos y visiones respecto al camino que deberá seguir la producción de maíz en Córdoba. Cabe subrayar que nuestra provincia es la primera productora nacional del cultivo.

“Estamos muy satisfechos por el éxito de esta tercera convención, la convocatoria superó todas nuestras expectativas. Sobre todo por la participación de intendentes y jefes comunales: ellos confirman la importancia que tiene esta producción a lo largo y ancho de nuestro territorio”, dijo Sergio Busso durante su discurso.

Y agregó: “Insisto con la importancia de contar en este auditorio con las autoridades municipales, porque estamos convencidos que ellos son el verdadero nexo integrador entre el productor agropecuario y las posibilidad de generar mayor valor agregado en origen en una provincia donde 23 de los 26 departamentos tienen algún tipo de producción de maíz”.

Además, el titular de la cartera agropecuaria destacó la importancia del cultivo para la matriz productiva y su sustentabilidad, “pero también porque posee un importante trasfondo social vinculado al agregado de valor y la cantidad de trabajo que su producción genera”.

El analista de mercados de granos, Carlos Etchepare, ofició de moderador del primer panel de la jornada. El especialista comenzó el bloque refiriéndose a las oportunidades del maíz como abastecedor de alimentos y energía. “En la actualidad, se producen 40 millones de toneladas de maíz al año. Sin embargo, hay que generar las condiciones necesarias para agregar valor en origen”, admitió.

Siguiendo esa línea de pensamiento, el presidente de Bioeléctrica y Bio4, Marcelo Otero, adujo que el maíz es un grano “que tiene muchísimo para transformar”. “Argentina es el segundo exportador de maíz en el mundo, pero el sexto productor. Esta realidad refleja la falta de innovación local”, añadió.

En otros datos, Otero manifestó que en las dos plantas que dirige, “hay 5.000 personas trabajando con el tema del etanol en la actualidad”, enfatizando en la importancia de generar “biomasa”, ya sea como combustible, electricidad o energía térmica. “Con sólo 30.000 hectáreas, se podría satisfacer el 5% de la energía en Córdoba”, ejemplificó.

3convencion-2

En cuanto al maíz como producto proteico, el experto en reproducción animal -y miembro de SRJM-, Pablo Lozano, hizo hincapié en los beneficios de la “burlanda” para la ganadería bovina y porcina. “Más allá de que el maíz es una pieza clave para la sustentabilidad de nuestros suelos, el uso del grano en la etapa de engorde y cría es esencial”, expresó.

“Lo que se puede lograr a través de la transformación del grano en carne y en energía, es evidente. Hace falta lobby y mayor infraestructura”, coincidieron tanto Etchepare como los disertantes convocados.

Paneles y mesas

El primer panel, denominado Córdoba Verde, se desarrolló en el auditorio principal del Centro Cívico, y tuvo como moderador al reconocido periodista Carlos Etchepare, quien habló de “Oportunidades Verdes, los biocombustibles en el mundo, el país y en la provincia”. Lo acompañaron Marcelo Otero de la empresa Bio 4, que desarrolló su mirada sobre “Innovación local de la industria verde, las oportunidades en el interior”; y el especialista ganadero Pablo Lozano, quien se animó a proponer un circuito muy particular en la transformación del maíz en carne: “De la fotosíntesis a la parrilla”.

Durante la tarde, los siguientes paneles se trasladaron a la Sala de Situación para abordar las temáticas propuestas en mesas de trabajo interdisciplinarias.

En el segundo módulo se abordaron diferentes miradas sobre las Pymes Agroalimentarias y su microcompetitividad. La moderadora fue Carolina Puig Pujol de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) y disertaron: Ramiro Farías de la Bolsa de Cereales, Tomás Grunauth, director de Pymes del Gobierno de Córdoba, y Melina Barba, representante de la Secretaria de Pymes de la Nación. El cierre llegó de la mano de Guillermo Cane de la UIC, quien presentó un radar de ocho variables  para poder medir la microcompetitividad de las empresas agroalimentarias.

20161026_1253111

El panel destinado a conocer “Casos de Innovación en Primera Persona” tuvo como coordinadora a la periodista Roxana Acotto, y contó con la disertación de Eddie Rodríguez, Martin Amengual, Doménico Capello, Diego Moyano y Marcelo Olmedo.

Por último, en el tercer y último bloque, se abordó la competitividad y los mercados nacionales e internacionales. Disertaron Miguel Zonnaras de la Cámara de Comercio Exterior y Teo Zorraquín, miembro de CREA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.