Aconsejan empezar a vender la producción ni bien los precios aseguren rentabilidad

Consultoras recomiendan “construir los relojes” en las empresas agrícolas y “no depender de los vaivenes que pueden tener los valores en los contratos”.

Especialistas en mercados agropecuarios recomendaron empezar a vender la futura producción una vez que los precios en el mercado aseguren la “rentabilidad objetivo” que se planteo el productor ante la posibilidad de una caída considerable en los valores de los granos.

“Volvemos a hacer la sugerencia de “construir los relojes” en las empresas agrícolas; con esto nos referimos a tener bien claros, cuando encaramos una campaña de tal o cual producto, qué precio necesitamos para obtener la “rentabilidad objetivo” y, finalmente, cuando el precio en el mercado permite alcanzarla, actuar. Esto es vendiendo o cubriendo”, aseguraron desde la consultora especializada Zeni.

El análisis parte desde lo sucedido con el precio del contrato de trigo de enero negociado en el Mercado a Termino de Buenos Aires (Matba), donde el valor paso de u$s 173 por tonelada en junio a u$s 152 por tonelada, lo que produjo una contracción de u$s 21.

“En ese momento (junio) y a ese precio, presupuestando 5.000 kilogramos por hectárea de rendimiento se podía obtener un resultado, antes de impuestos y en campo arrendado, de unos u$d 70 por hectárea, sin contar el potencial resultado de la soja de segunda. Sumando este último, con unos 1.000 kilogramos por hectárea de rendimiento sobre la soja sembrada luego del trigo se podía aspirar a algo más de 20% de rentabilidad. Hoy en día, habiendo bajado el precio en cuestión a u$d 152 por tonelada, el resultado del trigo 16-17, con el mismo rendimiento descripto anteriormente, arroja un resultado negativo de unos u$d 28 por hectárea”, indicaron desde la consultora.

Por tal motivo, los especialistas recomiendan la venta de la producción una vez que el precio del producto cultivado presente valores que aseguren esa rentabilidad presupuestada para no depender de los vaivenes que pueden tener los valores de los contratos.

 

 

Deja un comentario