Advierten que “El Niño” podría extenderse hasta la primavera.

Un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires afirma que el fenómeno climático “El Niño” comenzará a disiparse durante el actual otoño pero que sus efectos residuales se harán sentir hasta “bien entrada la primavera”.

032

Advierte además, la posible llegada del fenómeno de “La Niña” para la campaña 2016-2017, con un clima más seco y menos precipitaciones.

El informe “Perspectiva Agroclimática Estacional” proyectó que durante el otoño se registrarán fuertes lluvias en diversos países de la región, en especial en el cono sur, con riesgo de crecidas en los grandes ríos, anegamiento de zonas bajas, ataques de enfermedades de fin de ciclo, plagas y malezas, lo que demoraría los tiempos de la cosecha e incrementaría el los gastos.

Asimismo, desde la entidad financiera consideraron que a pesar de que el fenómeno “El Niño” haya sido fuerte “no puede ser considerado la catástrofe del siglo”, como se auguró en un prinicipio. En cuanto a los grandes ríos del territorio argentino, el estudió sostuvo que los correspondientes a la Cuenca del Plata bajaron su caudal, aunque “siguen exhibiendo espejos de agua muy superiores a su extensión normal”.

En lo que refiere a la Cuenca del Río Salado, presentó una disminución en su caudal, aunque todavía los suelos se encontraban saturados de humedad, con las napas muy cerca de la superficie.

Además, el informe marcó que la baja en los niveles no correspondía a la desembocadura de las aguas en el mar Atlántico, sino que a la evaporación, principalmente por cuestiones geográficas, aunque la falta de mantenimiento de los canales aliviadores tuvo su injerencia.

Por otra parte, las precipitaciones estimadas para la temporada otoño-invierno beneficiarían a la campaña 2016/17 en cuanto a los buenos reservorios de humedad en los suelos y al gran caudal que tendrán los puertos fluviales exportadores.

Fuente: Infocampo.

Deja un comentario