Advierten sobre el ataque de orugas en soja y maíz

En Córdoba, un grupo de técnicos de la zona aconsejaron a los productores en una jornada hacer monitoreos para controlar los ataques tempranos.

 

La pseudoplusia viene siendo un problema importante en soja.

La pseudoplusia viene siendo un problema importante en soja.

Aun no están en pleno desarrollo los cultivos de verano, soja y maíz, pero las plagas ya generan preocupación entre los técnicos y productores.

Roberto Peralta, técnico cordobés especializado en el tema, afirmó: “En soja, la rachiplusia y pseudoplusia se convirtieron en problemas importantes, sobre todo cuando presentan grandes picos de población. Por otra parte, muchas veces hay fallas en control porque rachiplusia es confundida con pseudoplusia, pero es rachiplusia protegida en el envés de la hoja. Además, otra de las plagas que impactó en las campañas anteriores muy fuerte fue la chinche”.

Respecto al maíz, en el marco de una jornada de actualización organizada por Syngenta en Córdoba, el técnico indicó que podría enfrentarse un problema muy grave debido al desconocimiento exacto del nivel de protección de los distintos eventos biotecnológicos.

“Antes sabíamos que el Bt aportaba cerca de un 60% de control, lo que permitía definir umbrales. Ahora, frente a un daño inicial, hay incertidumbre en la decisión de aplicación de insecticidas, ya que no sabemos cuál será el porcentaje de control”, sostuvo Peralta.

Por último subrayó la importancia de la rotación de principios activos, como base y herramienta más importante para evitar resistencias. Por su parte, el ingeniero agrónomo Julián García comentó sobre las patologías de semilla de soja y su ajustada protección: “La calidad del curado es muy importante; debemos realizar un curado profesional, con buena distribución del producto en la semilla, para no subaplicar ni sobreaplicar. Esto disminuye la carga fúngica y mejora el poder germinativo”.

Luego añadió: “También es importante la rotación de cultivos para reducir la carga de patógenos en el rastrojo. En semilla se ve un fuerte aumento del daño de chinches, que suele estar mal monitoreada a campo y es una fuente de deterioro muy elevada. Las semillas de calidades intermedias, con carga fúngica, muestran los mejores resultados en los tratamientos.

La recomendación es hacer un muestreo para análisis de semilla y un curado de calidad, identificando para semilla los mejores lotes”.
Ambos técnicos fueron parte de una jornada de actualización en la que la compañía organizadora presentó Curyom FitUV, insecticida para el control de lepidópteros en soja y maíz. Se trata de un producto que combina dos modos de acción diferentes, que se potencian y se tornan en una excelente herramienta para un adecuado manejo de resistencia de plagas, especificaron los expertos de la compañía suiza.

Aplicado sobre el cultivo actúa por ingestión, controlando larvas y adultos. Por otro parte, Syngenta presentó también “Integra Soja”, un proyecto desarrollado junto a la empresa Solapa4. Esta última trabaja con imágenes satelitales, con las cuales se estima el índice verde y este se correlaciona con la densidad de cobertura vegetal en el lote.

Como hay una gran correlación entre índice verde y rendimiento, a partir del uso de este programa se puede hacer una recomendación técnica, como la de asignar recursos de acuerdo al potencial de rinde del cultivo.

Deja un comentario