AGM: La importancia de elegir el manejo preventivo de las malezas

En invierno conviene que el productor desarrolle una estrategia de barbechos largos para ejercer un control más efectivo de las malezas, en especial las difíciles. AGM recomienda un manejo preventivo y no reactivo, que además de ser más rentable, es sustentable.  

Las malezas de difícil control son el mayor problema de la agricultura en las principales zonas de producción del país. Datos de CASAFE indican que el rango de pérdidas que ocasionan van del 20% hasta el 80%, dependiendo del estado fenológico del cultivo y de la cantidad de recursos disponibles en el ambiente.

Para enfrentarlas, los especialistas recomiendan poner especial atención al barbecho, que es el período que trascurre entre la cosecha de un cultivo y la siembra del siguiente. Desde la práctica y según su duración y época de realización el barbecho puede ser químico largo (inverno – primaveral) o químico corto (primavero-estival).

Por otra parte, la resistencia es la habilidad hereditaria que algunos biotipos adquieren para sobrevivir y reproducirse a determinada dosis de un herbicida, a la cual la población original era susceptible. Si bien es un proceso dinámico y en aumento, finalizando el año pasado el proyecto REM de AAPRESID encontró 17 especies, con 31 biotipos, donde está comprobada su resistencia a 4 M.A y 8 casos de resistencia múltiple, es decir que sobreviven a la aplicación de más de modo de acción a la vez.

Está demostrado que, para la gestión efectiva de las malezas problema no alcanza con un solo producto ni una sola acción. “Desde AGM recomendamos realizar una combinación de acciones al momento de la planificación, entre ellas: rotación de cultivos, alternar activos químicos y modos de acción, realizar prácticas culturales, monitoreos exhaustivos y otros ajustes en el manejo”, explicó el ingeniero Edgardo Preisz Casal, Coordinador de Desarrollo de Mercados de la firma.

Respecto de los productos para barbecho, AGM Argentina ofrece un variado portfolio para realizar un manejo adecuado, utilizándolos solos o en mezclas. Entre ellos se destacan:

* Cartaz AGM: sulfentrazone (PPO) 50%: herbicida pre-emergente de acción sistémica y prolongado efecto residual indicado para el control de malezas de hoja ancha en barbechos a soja y girasol.

Controla las malezas mediante un proceso de “disrupción” de membrana. Las plantas que emergen del suelo tratado se tornan necróticas y mueren al poco tiempo de exponerse a la luz.

* Wenko NT: es un 2, 4 D ácido combinado con surfactantes específicos que favorecen su acción herbicida. Para Preisz Casal, este nuevo desarrollo es muy importante para AGM y será formulado próximamente en la planta que la empresa tiene en Pilar. “Wenko NT es una variante a las formulaciones clásicas del 2,4 D como sal éster y amina que está formulado como microemulsión (en escala nanométrica) lo que ofrece como principal ventaja una bajísima volatilidad, favoreciendo su uso seguro”, explicó Preisz Casal. El caso es que 9 provincias argentinas han limitado el uso de 2,4 D en sus versiones originales por riesgos de volatilidad con lo cual importantes producciones como el algodón en Chaco y Santiago del Estero, o el girasol en Santa Fe y Entre Ríos, tienen limitaciones para usarlos. “Wenko NT da la posibilidad de controlar un espectro amplio de malezas de hoja ancha, entre las cuales la más representativa nace este mes y es la Conyza, ya tolerante a Glifosato y al grupo de familia de Sulfonilureas. Desde AGM aportamos esta alternativa de la familia de los hormonales para controlar una especie que genera muchas pérdidas”, agregó Preisz Casal.

* Ligero, Paraquat 27,8%, (desecante -toca y quema): “Es muy usado al momento de poner a 0 el lote cuando no se llegó a aplicar un pre-emergente. Está especialmente indicado para el control de un amplio espectro de malezas gramíneas y de hoja ancha en frutales y cultivos bajos, en cualquier época del año”, agregó el Gerente de Desarrollo de AGM.  Cabe destacar que el Paraquat no discrimina ni hoja ni cultivo. Controla malezas en condiciones de falta de humedad, baja temperatura y baja luminosidad, cuando los herbicidas sistémicos (por ej. glifosato) no tienen buena actividad o su acción se hace muy lenta. Se inactiva totalmente al entrar en contacto con el suelo y no se lixivia ni bioacumula.  Finalmente, Edgardo Preisz Casal graficó: “Ligero es el partner ideal para utilizarse en la práctica del ‘doble golpe’ con un hormonal (como Wenco NT) y a los 10 días el desecante para controlar las especies de difícil control como Conyza sp, Amaranthus, Borreria sp, Gomphrena sp, entre otras, que ya se pasaron de tamaño”.

Más allá de la paleta de productos disponibles en el mercado, el especialista indicó que AGM busca el manejo sustentable. “Nuestro objetivo es que el productor mantenga un manejo preventivo y no reactivo, que además de ser sustentable para el ambiente será sostenible económicamente para la empresa”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.