AL HOMBRE DE CAMPO NO LE QUEDA MAS QUE SEGUIR TRABAJANDO

Es la recomendación que Salvador Di Stefano le brindó a los productores en la Jornada “Soja con Sustentabilidad” que se realizó en Córdoba.

 

064

 

Tuvo  a  su  cargo  la  conferencia  de  cierre en el Salón de Convenciones del Dinosaurio Mall. El analista Salvador Di Stefano (Fundación libertad) analizó ante una masiva concurrencia la situación económica actual y el escenario para la producción.

En ese marco, los precios de los mercados internacionales – primordialmente la baja en la soja – los efectos de los fondos buitres

y una eventual nueva devaluación del peso, fueron los puntos destacados de un panorama complicado.

Ante Mundo Agro, Di Stefano dijo: “La situación es complicada, pero yo siempre le digo a los productores que deben trabajar. Cultivar es sostener la esperanza y desde ese punto de vista, al productor no lo queda más que trabajar”, señaló el analista. Cuando se le preguntó por la actitud que el productor debe seguir ante la actual coyuntura, recordó que Él ya había recomendado vender la soja:

“Los productores no me hicieron caso y ya perdieron por guardar los porotos. Ahora no les queda más que invertir en la próxima campaña. ¿Como? En la compra adelantada de insumos que cotizan en dólares y que seguramente van a costar mucho más para la próxima campaña, en sumar tecnología, en agregar valor. No es fácil invertir en este momento, pero algo hay que hacer”.

Di Stefano destacó que,  a su criterio, habrá una nueva devaluación del peso: “Creo que el oficial podría oscilar en los $10 en breve.

Por eso creo que el productor debe estar muy atento a lo que sucede. Y no dejar de trabajar”, concluyó en el diálogo entablado en

el marco de la Jornada organizada por la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Esta nota podés verla en Mundo Agro. Todos los días en Sembrando Setelital, Colsecor Tv Cooperativa y los canales locales de Villa del Totoral, Villa Santa Rosa de Rio Primero, San José de la Dormida y desde  el lunes en La Para, Jesús María y Balnearia.

 

Deja un comentario