BASF adquirió negocios y activos adicionales de Bayer relativos a semillas y protección de cultivos.

El acuerdo abarca el negocio de semillas de hortalizas, algunos negocios de tratamiento de semillas, plataforma de I+D para trigo híbrido y plataforma para la agricultura digital

 La adquisición es un complemento del portafolio de soluciones para la agricultura de BASF y una mayor oferta a los productores, más recursos y oportunidades de crecimiento e innovación

basf

Además de la resolución firmada en octubre de 2017, BASF firmó un acuerdo para la compra de negocios y activos adicionales que Bayer puso a la venta en el marco de su adquisición planificada de Monsanto. El nuevo alcance del acuerdo incluye:

  • Todo el negocio de semillas de hortalizas de Bayer, que opera bajo la marca global Nunhems ®,
  • Productos para el tratamiento de semillas bajo las marcas Poncho®, VOTiVO®, COPeO® e ILeVO®,
  • La plataforma de I+D para el trigo híbrido,
  • La moderna y completa plataforma para la agricultura digital XarvioTM.

A su vez, la transacción comprende el negocio de la colza de Bayer en Australia; algunos herbicidas a base de glifosato en Europa, utilizados predominantemente para aplicaciones industriales; la investigación de canola calidad juncea y otros proyectos de investigación de herbicidas no selectivos y nematicidas.

La compra de los negocios y activos extras que BASF acordó adquirir tienen un precio de €1.7 mil millones, sujeto a ajustes al cierre de la transacción. El año 2017, las ventas de dichos negocios totalizaron un valor aproximado a los € 745 millones.

Esta adquisición complementa el acuerdo firmado entre BASF y Bayer el 13 de octubre de 2017, que conlleva la adquisición del negocio global de glufosinato de amonio, un herbicida no selectivo de Bayer; negocios de semillas para cultivos claves en mercados específicos y la investigación detraits y recursos de mejoramiento para estos cultivos, junto con la marca comercial y trait LibertyLink®. Estos generaron ventas de €1.5 mil millones en 2017. El precio inicial de compra para esa transacción es de €5.9 mil millones de euros, sujeto a ajustes en la finalización.

Ambas transacciones, con ventas combinadas de €2.2 mil millones el año 2017 y €2 mil millones en 2016, complementan las actividades de biotecnología y el negocio de protección de cultivos de BASF, agregando nuevos recursos y oportunidades de crecimiento rentable e innovación. El precio de compra en efectivo para la adquisición integrada es de €7.6 mil millones, sujeto a ajustes en la finalización de la transacción. En 2016, los negocios combinados generaron un EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization) de €550 millones.

“Con esta adquisición, BASF será un socio más completo para los productores, fortaleciendo su portafolio de protección de cultivos e ingresando en el negocio de semillas en los principales mercados agrícolas. A través de la extensión del acuerdo, estamos acelerando y ampliando la base para el crecimiento en todas las regiones”, explicó el Dr. Kurt Bock, Presidente del Consejo Administrativo de BASF SE.

“Este es un marco muy importante que redefine el futuro de BASF en la agricultura, y esperamos que los nuevos colegas se sumen al equipo y puedan jugar un papel activo en nuestro crecimiento futuro”, dijo Saori Dubourg, miembro del Consejo Administrativo de BASF SE y responsable del segmento de Soluciones para la Agricultura. “Nuestros clientes se beneficiarán de una oferta equilibrada y realmente innovadora que les proporcionará una elección real, ayudando a desarrollar sus negocios con éxito”, añadió Dubourg.

“Con el incremento del portafolio en semillas y traits, protección química y biológica de cultivos, suelo y sanidad de los cultivos, y aplicaciones en agricultura digital, tendremos más herramientas para dar un mejor y más completo soporte a los productores”, explicó Markus Heldt, Presidente de la División de Protección de Cultivos de BASF. “Cuando estas transacciones se concluyan, tendremos más de 12.000 colaboradores experimentados trabajando con la agricultura, conectando el pensamiento innovador con acciones prácticas que están orientadas a ayudar a nuestros clientes a aumentar su productividad, la calidad de los cultivos y la rentabilidad”, concluyó Heldt.

 Todas las transacciones dependen de la finalización de la adquisición de Monsanto por Bayer, esperada para el segundo trimestre de 2018. La adquisición de los negocios y activos ofrecidos a BASF por Bayer, en el marco de su adquisición planificada de Monsanto, aún depende de la aprobación de las autoridades reguladoras correspondientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.