Bayer no seguirá utilizando el nombre de Monsanto.

Se espera que la compra de Monsanto se dé este jueves. Mantendrán la marca de los productos, no así el de la empresa.

bayer

Desde hace tiempo, Bayer se encuentra en tratativas de finalizar la compra del gigante Monsanto. La semana pasada se conoció que Estados Unidos aprobó la adquisición y hoy en un nuevo comunicado, la empresa alemana espera que la compra final se dé este viernes 7.

El dato más destacado, es que se comunicó que dejarán de usar el nombre de Monsanto, pero mantendrán la marca de los productos y pasarán a formar parte de Bayer. Según el comunicado oficial que mandaron desde Leverkusen, “el 7 de junio, Bayer pasará a ser el accionista único de Monsanto. Según la autorización condicionada concedida por el Ministerio de Justicia estadounidense, la integración de Monsanto en Bayer podrá producirse en cuanto se haya completado la venta de activos a BASF. Se prevé que esto suceda en el plazo de unos dos meses. «Durante los dos últimos años nos hemos preparado diligentemente para la próxima integración. Nuestra amplia experiencia en la integración de otras grandes empresas ha demostrado que somos y seremos capaces de llevarla a cabo con éxito», declaró Werner Bauman, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG. 

El nombre de la empresa seguirá siendo Bayer. El nombre Monsanto dejará de utilizarse. Los productos adquiridos mantendrán sus marcas y pasarán a formar parte de la cartera de Bayer”.

Sobre la operación en concreto, se comunicó a la prensa: “Bayer anunció en mayo de 2016 su intención de adquirir Monsanto y firmó un acuerdo con la empresa estadounidense en septiembre de 2016 que fijaba un precio de 128 dólares por acción. En la actualidad, teniendo en cuenta la deuda de Monsanto a 28 de febrero de 2018, esto supone un costo total de unos 63.000 millones de dólares. En el marco del exhaustivo proceso de autorización por los organismos reguladores, Bayer ha acordado la venta de una serie de negocios que generaron 2200 millones de euros en facturación en 2017, por un precio base de 7600 millones de euros en total.

Sumando el negocio de Monsanto y restando los negocios que se venderán, los negocios de salud y agricultura habrían sido aproximadamente iguales en tamaño en 2017, con una facturación pro forma total de unos 45.000 millones de euros, de los que unos 20.000 millones corresponderían al negocio agrícola combinado. En 2017, las dos empresas juntas contaban con unos 115.000 empleados, sin tener en cuenta el personal de los negocios que se venderán.

Se espera que la adquisición genere un valor considerable. Bayer prevé que a partir de 2019 se registre una contribución positiva al beneficio por acción de las actividades continuadas. A partir de 2021 se espera que dicha contribución alcance un porcentaje de dos dígitos. Además, tras los correspondientes ajustes para tener en cuenta las desinversiones, Bayer prevé que las sinergias aporten una contribución anual de 1200 millones de dólares al beneficio EBITDA antes de extraordinarios a partir de 2022″.

Fuente: Agrofy News.

Deja un comentario