Biogénesis Bagó comenzó a producir vacunas antiaftosa en China

Es por una asociación con una empresa de aquel país. La planta tiene capacidad para producir 400 millones de dosis. La inauguración formal será en septiembre

Como parte de un proceso en el que busca hacer pie en el gigantesco mercado asiático, la empresa de investigación y desarrollo de biotecnologías para la salud animal Biogénesis Bagó, anunció la puesta en producción de la planta Yangling Jinhai Biotechnology, un joint-venture con Hile Biotechnology, una de las mayores empresas farmacéuticas chinas, que elabora vacunas para aves y cerdos. 
La asociación, anunciada en octubre de 2013, está destinada a producir anualmente 400 millones de dosis de la vacuna antiaftosa en la localidad de Shaanxi, al noroeste de China, para ganado bovino, ovino y fundamentalmente en cerdos. Ahora, con la fábrica ya en marcha, sólo se espera al mes de septiembre cuando se llevará a cabo la inauguración formal. “Lo importante es la transferencia de tecnología que una compañía argentina lleva adelante para volcar al mercado internacional. En principio será sólo para producir la vacuna antiaftosa”, afirmaron a El Cronista desde la compañía, al tiempo que confirmaron que el objetivo final es expandirse al resto del continente. 
El proyecto contó con una inversión inicial de u$s 60 millones. El mismo, se da en el contexto del marco de Cooperación Binacional en el área agrícola entre la Argentina y China, donde la compañía fue elegida para contribuir a la prevención y control de la fiebre aftosa. 
“Fabricamos 200 millones de dosis de vacunas de usos múltiples en un año para toda la región, y desde aquí trasladaremos la tecnología a China”, afirmó a la agencia de noticia china Xinhua el gerente de Operaciones Fernando Barroumeres. Los productos serán comercializados bajo la marca Biogénesis Bagó. 
Como parte del proceso de transferencia del know-how, cerca de 20 trainees chinos se capacitaron en la planta de Garín, a 40 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, durante los últimos años. Según datos de la propia empresa, es la única compañía en Sudamérica en tener registrada su vacuna en todos los países de la región: cuatro de cada 10 bovinos reciben la vacuna de Biogénesis Bagó. En 2015, la compañía facturó $ 1337 millones en el país, donde emplea a 638 personas (dato a diciembre de 2015). Su mayor accionista es Hugo Sigman, CEO del Grupo Insud, quien está presente en China y donde participará en el primer foro de Emprendedores Agrícolas del G-20, en el que también estará el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile.

Deja un comentario