Bolsa de Cereales de Córdoba calcula en $13.000 Millones pérdidas en Soja y Maíz.

Los excesos hídricos ocurridos durante la campaña 2015/2016 generaron mermas productivas que se traducen en importantes pérdidas económicas para la cadena agroindustrial y el Estado Provincial. Por un lado, se registraron pérdida de hectáreas por anegamiento de lotes y, por el otro, por mermas por humedad y deterioro en la calidad comercial.

005

Ing. Agr. Silvina Fiant
A mayo de 2016, se perdieron 86.000 hectáreas de maíz y 537.000 hectáreas de soja, lo cual representa una caída en los ingresos de los productores de $ 8.840 millones. Los departamentos del sudeste provincial fueron los más afectados debido a que las abundantes precipitaciones se dieron en suelos que tenían un nivel elevado de napas. Marcos Juárez y Unión tuvieron el 31% de las pérdidas de Córdoba. Los departamentos del norte provincial fueron los que sufrieron los menores recortes debido a que el registro pluviométrico, si bien fue superior a un año normal, no produjo prácticamente problemas de anegamiento.

Las mermas por humedad y perdidas por calidad ascienden a $ 4.230 millones en soja, debido a un grado de humedad superior al 15% y daños por granos podridos o y/o brotados que descuentan sobre el precio a pagar al productor. En maíz, las pérdidas de calidad todavía no pueden ser debidamente cuantificadas debido a que el volumen cosechado es muy bajo, pero si pueden estimarse las mermas por humedad cuyo valor monetario sería de $ 57 millones.
Por lo tanto, la suma de las pérdidas sería de $ 13.000 millones, lo cual equivale al 15% de los ingresos potenciales de los dos cultivos estivales o al 3% del Producto Bruto Geográfico de la Provincia de Córdoba.
Para dimensionar la magnitud de este valor, es válido citar los siguientes ejemplos que contemplan posibles inversiones que podría realizar el sector privado con ese monto de dinero:
 Podrían construirse 7 plantas de etanol de 145.000 m³ que generarían 500 puestos de trabajo y permitirían cubrir el corte de nafta con este biocombustible para el consumo anual de 6.300.000 autos.
 Podrían instalarse 130 biodigestores de 2 MWH que daría electricidad a 210.000 hogares. Es decir, la totalidad de hogares de los departamentos General San Martín, Unión, Marcos Juárez, Tercero Arriba, Río Cuarto y General Roca.
Las pérdidas económicas también generan un impacto sobre los ingresos fiscales del Estado Provincial. Por la declaración de la emergencia agropecuaria el Estado resigna $ 85 millones y por el menor volumen de producción se dejan de tributar $ 95 millones. En total, el fisco provincial pierde $ 180 millones de pesos que podrían aplicarse en los siguientes proyectos:
 Construcción de 720 microembalses para el ordenamiento de excesos hídricos en toda la provincia. A modo de ejemplo, luego de las inundaciones producidas en la cuenca del río de Jesús María, el plan de ordenamiento hídrico contemplaba la construcción de 90 microembalses.
 Incorporación de 82 nuevos colectivos urbanos, es decir, ampliar en un 10% la flota de colectivos de la ciudad de Córdoba, de acuerdo a los datos publicados en la guía estadística de la ciudad de Córdoba 2014 “Una ciudad en cifras”.
 Financiar la reparación y restauración de la red vial rural en más de 800 Km, de acuerdo a los costos calculados por el INTA Brinkmann en su boletín “Crisis lechera: Lo que el agua terminó de descubrir”.

CAMPAÑA DE TRIGO

Luego de años con una política agrícola que generaba desincentivos a la siembra de trigo, para la campaña 2016/17 las perspectivas son diferentes. Con la eliminación de los cupos y los derechos a la exportación del cereal, se genera un ambiente con un mayor grado de certidumbre y mejora los precios percibidos por el productos.
En este contexto, la intención de siembra de trigo en Córdoba es de 1.270.312 hectáreas con una inversión aproximada de $ 5.450 millones, lo cual equivale a la construcción de 11.333 hogares de 50,5 m² cada uno.

007

Lic. Gonzalo Agusto

Asimismo, el cultivo de trigo demandará de manera agregada 38 millones de litros de combustible por un valor de $ 680 millones, de los cuales el 48% corresponden a labranzas, el 26% a cosecha y el 26% restante al transporte del grano. Si transportáramos la producción al mismo momento, para un volumen de cosecha estimado en 3 millones de toneladas, se necesitarían 108.000 camiones que tendrían que recorrer 14,5 millones de kilómetros.

Las mejores perspectivas económicas, permitirán a su vez aumentar el nivel de tecnología aplicado al cultivo. De acuerdo al Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina la cantidad de fertilizantes crecerá un 30% respecto al ciclo previo, permitiendo recuperar, en parte, los nutrientes perdidos por los suelos en los últimos años.
Asimismo, la cosecha de trigo generará $ 331 millones en concepto de ingresos fiscales para la provincia, lo cual equivale a la construcción de un hospital de alta complejidad como el “Hospital Pasteur” localizado en la ciudad de Villa María.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba.

Deja un comentario