Bolsa de Cereales de Córdoba: Cultivos en buen estado en Marcos Juárez y Unión.

La Bolsa de Cereales de Córdoba difundió un nuevo informe vinculado al estado general de los cultivos tras una recorrida que sus técnicos han realizado por los departamentos Marcos Juárez y Unión, en el sur de la Provincia de Córdoba. La síntesis del informe es el siguiente:

Todos los cultivos estivales presentan un estado general de Bueno a Muy Bueno. Fenológicamente las siembras tempranas se aproximan hacia el final del ciclo, mientras que las tardías presentan aun lotes en estado vegetativos.

not_866854_22_110208_m

Soja

Con valores similares a los reportados durante la primera quincena de febrero, la soja continúa presentando un estado general que va de Excelente a Muy Bueno y Bueno, representando éstas buenas condiciones al 94% del cultivo. El 6% restante corresponde a los estados de Regular y Malo, siendo éstas coincidentes con episodios de anegamiento e inundaciones. En la mayoría de los departamentos se reportaron, en baja incidencia, ataques de Oruga Medidora (Rachiplusia Nu), Anticarsia (Anticarsia gemmatalis) y Chinche de los cuernitos (Dichelops furcatus). También se indicaron incidencias bajas de Mancha Ojo de Rana (MOR, Cercospora sojina H.) y, en una incidencia media, Mancha Marrón (Septoria glycines). Las malezas resistentes como el Yuyo Colorado (Amaranthus sp.) y la Rama Negra (Conyza bonariensis) continúan apareciendo en los lotes de soja. Para la segunda quincena de febrero, las sojas tempranas se encuentran, en su totalidad, atravesando distintos estadios reproductivos de su ciclo, entre R3 y R6, es decir, desde formación de vainas hasta máximos tamaño de granos. Por otro lado, las sojas tardías, aún presentan un 6% de las mismas en estadios vegetativos, mientras que el 94% se encuentran en las etapas reproductivas de R1 a R4, floración a formación de vainas.

En R4, con las vainas completamente desarrolladas, comienza el periodo crítico del cultivo, cualquier deficiencia en humedad de suelo, nutrientes, luz, defoliación por orugas, enfermedades foliares, ataque de chinches, etc., entre esta etapa y R6 repercutirá en el rendimiento. El período entre R4,5 y R5,5 es el más crítico ya que ha finalizado la floración, las vainas y semillas más jóvenes son más propensas a abortar en condiciones de stress. La reducción del rendimiento se debe principalmente a la caída en el Nº de vainas por planta, si bien bajo condiciones favorables para el cultivo luego de R5,5, el peso de los granos puede compensar en parte la caída del rendimiento ocurrida durante el período crítico, esta compensación está limitada genéticamente (Fuente: “Fases de desarrollo del cultivo de soja”, Ing. Agr. Rubén E. Toledo). El 81% de la soja temprana, representa el 39% del cultivo sembrado, esta se encuentra atravesando el período crítico, mientras que sólo el 6% de la tardía comienza a transcurrirlo. Las lluvias ocurridas durante febrero favorecieron al cultivo, permitiéndole transitar éste período sin mayores problemas.

Maíz

Al igual que lo que sucedió en soja, los últimos episodios de lluvias trajeron aparejados un pequeño aumento de la condición Regular a Malo del estado general del cultivo. Sin embargo el 95% del mismo conserva aún un estado entre Excelente y Bueno. Entre las enfermedades reportadas se destacan: ataques foliares de Roya común del maíz (Puccinia sorghi) y Tizón del maíz (Exserohilum turcicum), ambos en baja incidencia, y pudriciones en tallo y raíz provocadas por Fusarium sp., también en incidencia baja y recurrente en los lotes que presentan anegamiento. En el caso del maíz, el período crítico para la definición del rendimiento abarca aproximadamente un mes centrado en la floración femenina (aparición de espigas). Para alcanzar altos rendimientos, las hojas generadas deben ser capaces de interceptar la radiación solar incidente para sostener altas tasas de crecimiento durante el período crítico.

Para la segunda quincena de febrero, la totalidad del maíz temprano (27% de la superficie sembrada del cultivo) ha superado el período crítico, mientras que en el caso del tardío recién el 13% del mismo está atravesando ésta etapa. Como observamos en el siguiente gráfico, durante el mes de enero y gran parte del mes de febrero se dieron eventos de lluvias coincidentes con el período crítico en los maíces tempranos.

Sorgo

En cuanto a estado general, mantiene las mismas condiciones que lo reportado durante la primera quincena de febrero, presentando un estado entre Excelente y Bueno en casi el 100% de la superficie sembrada. En los lotes, se reportaron ataques, en baja incidencia, de Oruga Cogollera (Spodoptera frugiperda) y la presencia de malezas de difícil control como son el Yuyo Colorado (Amaranthus sp.), Sorgo de Alepo (Sorghun halepense) y Eleusine sp. El 67% del sorgo se encuentra en la etapa reproductiva. El rendimiento en grano del sorgo se determina durante el período comprendido entre 10 a 15 días y 20 días después de la floración (período crítico) (Fuente: Dow AgroSciences).

Girasol

Para la segunda quincena de febrero, el rendimiento promedio ponderado para la campaña 2016/17 se ubicaría en los 22 qq, mientras que la producción alcanzaría las 25.200 Tns, casi un 50% menos que el año anterior, pero similar a los valores de producción obtenidos en campañas previas. En cuanto a la fenología, el 75% del cultivo se encuentra en Madurez fisiológica, pudiendo comenzar en breve su cosecha. En general, se encuentra en un estado Bueno a Muy Bueno y no se reportan plagas, enfermedades ni malezas que puedan condicionar al cultivo durante el último tramo de su ciclo.

Deja un comentario