Busso visitó cabañas cordobesas en Palermo

Como cada año, los ganaderos locales se llevaron numerosos premios. Además, el ministro de Agricultura y Ganadería se reunió con la Mesa de Enlace local y dirgentes ruralistas.

  • Busso reconoció a cabañas ovinas que participaron en esta edición.
  • La cabaña de Jorge Piancatelli participa en Palermo desde hace 50 años.
  • La genética ganadera cordobesa se llevó los premios más importantes.

El ministro de Agricultura y Ganadería de la Provincia, Sergio Busso, recorrió durante la jornada del viernes el predio en el que se desarrolla la edición 132 de la tradicional exposición que la Sociedad Rural Argentina organiza en su predio de Palermo, en la ciudad de Buenos Aires.

El funcionario provincial visitó en primer término el stand del Gobierno de Córdoba y dialogó con cada uno de los emprendedores que ofrecen sus productos, convocados a través del programa Córdoba Vidriera Productiva.

Posteriormente, mantuvo un encuentro con la Mesa de Enlace Agropecuaria de Córdoba y otros dirigentes ruralistas, en el que se habló de los temas de agenda conjunta, como el programa de Pavimentación de Caminos Rurales, la ley de Promoción Agroforestal y el ciclo 2018 de Buenas Prácticas Agropecuarias, entre otros.

Después del mediodía pasó por los boxes de algunas de las cabañas bovinas y ovinas que presentaron animales de diversas razas en las competencias oficiales. Uno de los momentos más destacados fue la entrega de un reconocimiento del Ministerio de Agricultura y Ganadería a los responsables de la cabaña de ovejas Don Alfredo, de Bell Ville, propiedad de Jorge Piancatelli. Este año se cumplieron 50 años de presencia ininterrumpida en la exposición.

Cabe agregar que la performance de toda la ganadería cordobesa fue importante esta edición, con dos hitos sobresalientes: la obtención del premio Gran Campeón por parte de un toro de raza Brangus, perteneciente a la cabaña La Sultana de Bell Ville, propiedad de la familia Groppo; y también el récord de venta por un ejemplar macho de la misma raza perteneciente a la cabaña Rancho Grande de Corral de Bustos: se pagó 2,45 millones de pesos.

La presencia de establecimientos educativos cordobeses con orientación rural o actividades agropecuarias es una constante en cada edición de la Rural de Palermo. En este caso, Busso visitó los boxes ovinos del IPEA 291 de la localidad de General Cabrera: el colegio obtuvo el tercer premio en la categoría Borrego Diente de Leche y 5 puesto en Hampshire Down.

Finalmente, otra sorpresa se dio en la raza Angus: un ejemplar macho de la cabaña El Señuelo, de Raul Faggiani, se alzó con el tercer premio, compitiendo con los más importantes establecimientos dedicados a estos animales. Un gran logro que sigue posicionando a Córdoba en el sitial de lo mejor de la genética nacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.