Clima: Las lluvias superaron hasta un 300% la media en la región productiva.

Durante los primeros días de mayo creció el temor de que se repita el escenario de la campaña 2016/17, cuando las intensas precipitaciones se cobraron 4 millones de toneladas de soja.

LLUVIA EN EL CAMPO 02

Durante los primeros 10 días de mayo la región central del país se vio afectada por persistentes precipitaciones que dejaron grandes acumulados y provocaron numerosas pérdidas en un ciclo que ya venia afectado por lo que fue la peor sequía de las últimas 50 campañas.

Para tomar dimensión del temporal, desde la consultora en recursos hídricos Fiume Ingeniería analizaron las precipitaciones ocurridas en los primeros diez días del mes de mayo: “Se puede observar que en todas las estaciones analizadas encuentran valores que han sobrepasado el valor mensual promedio en un corto periodo de tiempo“.

Por otro lado, desde la Bolsa de Comercio de Rosario analizaron desde mediados de abril las incesantes lluvias han dejado acumulados de 100 a 300 mm en el 60% de la región núcleo. Del 15 de abril al 8 de mayo Ramallo recibió 308 mm. Le sigue Rojas con 291 mm, también en el noreste bonaerense, que sufrió lluvias que van de los 220 mm a los 280mm.

De acuerdo a las estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, más de 5,7 millones de hectáreas quedaron expuestas al impacto negativo de la prolongada humedad ambiental y las elevadas temperaturas. Es por ello que no se descartan nuevos recortes sobre la proyección de 38 millones de toneladas de soja.

Por otro lado, en la zona núcleo ahora los excesos son una amenaza: “El 7% de la soja de primera y el 45% de la de segunda aún no pudo trillarse”, comentaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario. Las pérdidas podrían recortar la producción de la región en unas 500 mil toneladas de soja.

PRONÓSTICO

El escenario más probable para los próximos tres meses es el de lluvias normales“, comentó el Dr. en Cs. Atmosféricas, José Luis Aiello, en el informe semanal de la BCR. En tanto, las continuas lluvias, que incluso produjeron excesos en la parte este de las zonas de producción, siguen poniendo a punto las condiciones para la siembra de los cultivos de granos finos.

Fuente: Agrofy News

 

Deja un comentario