¿Cómo impacta el efecto Trump sobre los granos?

     Las posibles modificaciones en los tratados comerciales, la regulación ambiental y la cotización del índice dólar están bajo la lupa.
  • como impacta efecto trump granos
    Efecto Trump sobre el biodiésel local.

En lo que se refiere a la política medioambiental, en los últimos años, con el objetivo de reducir la dependencia del petróleo se fue incrementando el corte de combustibles renovables. Esto ha generado una dinámica demanda de maíz en el mercado interno norteamericano para la producción de etanol y, además, un incremento en el consumo de biodiesel procesado a partir de lo que la jerga denomina “soja EPA”. 

Éste término hace referencia a la soja certificada como “sustentable”, llamada así porque proviene de campos que no han sufrido desmontes desde 2007. Y aquí es donde puede resultar afectada directamente la comercialización de la Argentina. Nuestro país ha ido ganando terreno en los últimos años en la exportación de biodiesel a Estados Unidos. De hecho, del volumen total exportado en 2016 el 85% de las ventas de biodiésel argentino fue colocado en el país del norte. En dicho año se exportaron a EE.UU. 1,4 millones, un 136% más que en 2015. Este salto fue posible por las regulaciones que emite la Agencia de protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) sobre el corte de gasolina. Es por ello que para la producción de este biocombustible las fábricas en el mercado interno compran “soja EPA”, por la cual pagan a los productores una bonificación que ronda entre los u$s5 y u$s10 por tonelada. Este valor adicional responde a que el margen por la venta de biodiesel es mayor que por el aceite de soja. 

Momento de revisión

Ahora, entre las primeras medidas del presidente de EE.UU., se han detenido temporalmente todos los contratos, subvenciones y acuerdos de la Agencia de Protección Ambiental, a la espera de una revisión. De allí que se teme por la continuidad de este mercado, más teniendo en cuenta que Trump se ha comprometido a reducir la regulación ambiental de Estados Unidos como una manera de promover la extracción de petróleo y la minería.

Por otro lado, están los impactos que pueden traer los cambios en los tratados comerciales con México y China. Las negociaciones del NAFTA están ocasionando una mayor volatilidad en el precio del maíz, ya que uno de los principales destinos de exportación del cereal norteamericano es México. Este país es el segundo importador a nivel mundial y se abastece principalmente de Estados Unidos. Con este cambio de gobierno se teme que México comience a buscar otros orígenes, aunque en principio no podría ser reemplazado totalmente. 

A su vez está China que en 2016 originó en Estados Unidos el 34% de sus importaciones de soja. Sin embargo, habrá que ver cómo evolucionan las negociaciones.

La mirada en el dólar

Finalmente, otra variable a tener en cuenta son los factores financieros que están detrás de las cotizaciones. En las últimas semanas se ha visto una mayor depreciación de la moneda norteamericana, en consonancia con los dichos del actual presidente estadounidense de que “el dólar se encuentra sobrevaluado”.

De continuar esta tendencia, sería un escenario favorable para las cotizaciones de las commodities, ya que genera una mayor competitividad para las exportaciones norteamericanas. Este sería, sin embargo, el único factor positivo a la vista.

Deja un comentario