CON DEBATE Y PROPUESTAS, CERRÓ LA 1° CONVENCIÓN DEL MAÍZ

Bajo el lema Oportunidades y Valor Social, el evento fue organizado por el ministerio de Agricultura, el Programa de Desarrollo Noroeste, la Sociedad Rural de Jesús María y la Bolsa de Cereales de Córdoba.

front1

Con intensos debates y la presentación de ideas y propuestas que surgieron de las distintas mesas de trabajo, culminó ayer en Jesús María la 1° Convención Maíz: Oportunidades y Valor Social. El evento fue organizado por el ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la Provincia, el Programa de Desarrollo Noroeste, la Sociedad Rural local y la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Además, contó con el apoyo de Maizar, Aapresid, Crea, Inta y las facultades de Ciencias Agropecuarias de las universidades Nacional y Católica de Córdoba, junto a la adhesión de numerosas entidades y firmas vinculadas al campo.

convencion-maiz-dos

La convención, que se desarrolló en las instalaciones que la Sociedad Rural posee en su predio de Malabrigo, se extendió a lo largo de dos jornadas; el miércoles se llevó a cabo un congreso bajo el título “El camino del maíz”; y ayer fue el turno del seminario – taller denominado “El maíz tiene un norte”.

 

supercosecha

El camino del maíz. La primera etapa del miércoles, a la que concurrieron unas 200 personas entre productores, profesionales, técnicos y dirigentes de organizaciones y entidades, contó con los aportes de profesionales de nivel nacional e internacional.

La serie de ponencias la inició Juan Manuel Garzón, quien habló sobre los desafíos y las oportunidades; posteriormente subió al estrado Juan Cruz Carranza, para desarrollar el eje de la cadena de valor del maíz, sobre un modelo social y regional; en tercer término, Roberto Bisang habló sobre los desafíos de una empresa agropecuaria para industrializar granos; y finalmente, Héctor Huergo tuvo como eje el concepto “Cultivamos el campo, cultivemos la comunicación”.

Para brindar una síntesis de todas las propuestas e ideas que se escucharon de cada uno de los disertantes, Marcelo Torrent fue el encargado de dar un cierre al cronograma de actividades.

337

El maíz tiene un norte. Ayer se trabajó a lo largo de todo el día, ya que el inicio fue a las 8.30 y el cierre fue pasadas las 17. Luego de un panel de casos de transformación del maíz que fue moderado por el periodista Miguel Clariá, se realizó el trabajo en mesas donde se debatieron y delinearon los ejes estratégicos a futuro.

En este sentido, el secretario de Agricultura, Juan Cruz Molina, detalló parte de los resultados. “Básicamente, son tres las líneas en las que puede resumirse lo que planteamos de aquí en adelante. Si estuviésemos parados en ese tiempo proyectado y con los objetivos cumplidos, tendríamos que poder decir que incrementamos la superficie dedicada a la producción de maíz hasta alcanzar una adecuada sostenibilidad de los sistemas agrícolas, ganaderos y urbanos de la región; que logramos una articulación para la definición de la estrategia público-privada que promueva emprendimientos e inversión; y finalmente que generamos puestos de trabajo de calidad”, expresó Molina.

017

Con la presencia en el acto de apertura del ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la Provincia, Julián López, en la primera jornada de la Convención de Maíz para el norte de Córdoba.

Cerca de 200 personas, en cada jornada, entre productores, profesionales, funcionarios, técnicos, especialistas y actores vinculados a la cadena de este cultivo, asistieron a la serie de disertaciones que se preparó para esta parte inicial del evento.

Precisamente, junto al ministro López, conformaron la mesa principal de la primera jornada el presidente de la Sociedad Rural local Atilio Carignano; el titular de la Bolsa de Cereales, Juan Buteler; y el director ejecutivo de Maizar, Martín Fraguío.

“En una provincia que produce 10 millones de toneladas de maíz, es necesario que nazca un ámbito de debate y de proyección de ideas entre lo público y lo privado, para comenzar a generar mayor valor agregado. El maíz no es sólo un cultivo, significa más fuentes de trabajo, significa sustentabilidad, y por eso hay que potenciar sus posibilidades, sobre todo cuando las condiciones macroeconómicas no son las mejores para su producción”, expresó López en su discurso.

Los disertantes. La primera etapa de esta Convención Maíz: Oportunidades y Valor Social, contó con los aportes de profesionales de nivel nacional e internacional. La serie de ponencias la inició Juan Manuel Garzón, quien habló sobre los desafíos y las oportunidades; posteriormente subió al estrado Juan Cruz Carranza, para desarrollar el eje de la cadena de valor del maíz, sobre un modelo social y regional; en tercer término, Roberto Bisang habló sobre los desafíos de una empresa agropecuaria para industrializar granos; y finalmente, Héctor Huergo tuvo como eje el concepto “cultivamos el campo, cultivemos la comunicación”.

Para brindar una síntesis de todas las propuestas e ideas que se escucharon de cada uno de los disertantes, Marcelo Torrent fue el encargado de dar un cierre al cronograma de actividades.

La convención culminó con una línea de trabajo estructurada en mesas, donde se puso en análisis distintos casos de transformación del grano. Además, se organizó la construcción de un FODA y de líneas estratégicas, ya que el objetivo fundamental del evento es la conjunción de aportes para el armado de una matriz productiva que incluya la generación de valor agregado.

022

Deja un comentario