Con mayor actividad en el mercado local, la semana fue positiva para la soja

Las fábricas volvieron a pagar $ 3700 por tonelada, un valor que quedó un 2,8% arriba del cierre del viernes anterior

Con mayor actividad en el mercado local, la semana fue positiva para la soja foto: Archivo MARIO GARCIA

Sin estridencias, la soja transitó una buena semana en el mercado doméstico de granos, donde su valor nominal mejoró un 2,8% y donde muchos vendedores aprovecharon para concretar nuevas operaciones o para fijarle valor a mercadería ya entregada con anticipación. La firmeza local estuvo relacionada con la suba próxima al 2% del precio de la oleaginosa durante todo el segmento comercial en la Bolsa de Chicago, pero también con los favorables márgenes que la molienda le están dejando a las grandes firmas exportadoras de harina y de aceite que procesan en la Argentina.

Como sucedió en las dos ruedas precedentes, ayer las fábricas volvieron a pagar $ 3700 por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, un valor que quedó por encima de los 3600 pesos vigentes el viernes anterior. Además, por negocios sin entrega definida algunos compradores convalidaron hasta 3750 pesos.

“Si bien por ser la tercera rueda seguida en un nivel de $ 3700 muchos compradores ya fijaron su objetivo en $ 3800 por tonelada, volvió a ser una buena jornada. Entre nuevas operaciones y fijaciones, se les puso valor a cerca de 200.000 toneladas de soja”, contó a LA NACION un operador desde la Bolsa de Comercio de Rosario, que calificó como “muy positivo” el nivel de actividad desarrollado durante la semana.

Es probable que los buenos volúmenes comercializados durante el segmento comercial finalizado ayer contribuyan a moderar el atraso que se evidencia en el total de ventas de soja 2016/2017 respecto de lo que ocurría un año atrás (como se amplía por separado).

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja sumaron US$ 1 y 0,60, mientras que sus ajustes fueron de 244,50 y de 249,50 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer bajas de US$ 0,83 y de 0,46 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 353,84 y de 357,52 dólares por tonelada. No obstante, en el balance semanal estas posiciones ganaron un 1,88 y un 1,75% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 347,32 y de 351,36 dólares.

El descenso de ayer estuvo relacionado con la demora que se evidencia en la siembra de maíz en zonas del Medio Oeste de los Estados Unidos y con el peligro que ello puede implicar para los precios de la soja, ante la posibilidad de que tierras pensadas para el cereal pasen a la oleaginosa. Cabe recordar que la intención de siembra 2017/2018 se prevé en 36,21 millones de hectáreas, contra los 33,75 millones de la campaña récord 2016/2017.

Ayer el retroceso del valor de la soja en Chicago no fue mayor por la suba del precio del aceite de soja. En efecto, el subproducto de la oleaginosa se cotizó a US$ 721,12 por tonelada, con una mejora de US$ 8,37 y con un alza semanal del 4% frente a la cotización del cierre del viernes anterior, de 693,35 dólares.

La firmeza del aceite de soja durante la semana fue la respuesta del mercado al conflicto que mantiene EE.UU. con la Argentina y con Indonesia por la importación de biodiésel. Ocurre que las trabas que el gobierno estadounidense está poniendo para el ingreso del agrocombustible externo podría derivar en un mayor uso de aceite de soja local.

Ayer, la Comisión Internacional de Comercio de los Estados Unidos votó la continuidad de una investigación del Departamento de Comercio frente a las acusaciones de “dumping y de subsidios injustos” contra el biodiésel de la Argentina y de Indonesia, lo que podría derivar en la imposición de aranceles a las importaciones de ambos orígenes.

Maíz y trigo

Por tonelada de maíz con entrega inmediata sobre Bahía Blanca la exportación pagó $ 2450, sin cambios, y $ 2330 sobre el Gran Rosario, $ 10 más que anteayer. El cereal con entregas diferidas durante el presente mes se negoció entre 145 y 150 dólares.

En el Matba, las posiciones julio y septiembre del maíz sumaron US$ 2 y 3, en tanto que sus ajustes fueron de 144 y de 146,50 dólares.

Frente a la posibilidad de nuevas lluvias para hoy en áreas del Medio Oeste de los Estados Unidos que podrían paralizar los trabajos de siembra, los contratos mayo y julio del maíz en Chicago subieron US$ 1,47 y 1,68, mientras que sus ajustes resultaron de US$ 142,41 y de 145,96. En el balance semanal, estas posiciones ganaron un 1,04 y un 1,16% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de US$ 140,94 y de 144,28.

Resultó negativo el balance de la última rueda de la semana para el trigo argentino, dado que los exportadores pagaron $ 2500 para el Gran Rosario y $ 2400 para Necochea y para Bahía Blanca, 50, 30 y 20 pesos menos que anteayer, respectivamente. Los molinos, en tanto, ofrecieron entre 2270 y 3000 por tonelada del cereal.

El trigo de la próxima cosecha se mantuvo estable, en US$ 155, para todas las terminales e incluso para la posición enero del Matba.

A la espera de las nuevas cifras del USDA

El próximo miércoles, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicará su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos. La atención del mercado estará centrada en las existencias finales estadounidenses 2016/2017 y en la primera valoración sobre la campaña 2017/2018.

Según el promedio de las estimaciones privadas relevadas por la agencia Reuters, los operadores prevén los stocks estadounidenses del nuevo ciclo en 15,51 millones de toneladas para la soja; en 54,71 millones para el maíz, y en 25,47 millones para el trigo, contra los 11,92; los 59,08, y los 31,62 millones que dejaría el ciclo 2016/2017, respectivamente.

LA NACION / CAMPO

Deja un comentario