Concluyó la cosecha de Girasol en el Norte, con menos rindes y pérdidas.

El Informe de la Bolsa de Cereales, al 9 de Febrero, revela que finalizó la cosecha en las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe. A nivel nacional, la trilla alcanzó el 31,7% de la superficie cultivable con un avance inter semanal de 1,3 puntos porcentuales. El rinde nacional es de 18,6 qq/ha y ya se han obtenido 976.000 toneladas.

013

En Chaco se perdieron 30.000 hectáreas, un 63% de las 47.800 no cosechables a nivel nacional. El rinde alcanzó a 18,2 qq/ha; cifra inferior a los 19,5 de 2015/16, a raíz de los excesos hídricos durante las etapas críticas de floración y llenado de granos. Se registró gran heterogeneidad en los rendimientos, siendo mayor la pérdida en los lotes sembrados en fechas tardías.
En el Centro-Norte de Santa Fe se obtuvieron 19 qq/ha y se perdieron 15.000 hectáreas, como consecuencia de las precipitaciones excesivas, en las etapas reproductivas.
Mejoraron las condiciones de humedad en el centro y sur de Buenos Aires, aunque la mayoría de los lotes se encuentran afectados por stress hídrico sufrido en las etapas iniciales del ciclo. En el oeste bonaerense se transita la etapa de llenado de grano bajo adecuadas condiciones sanitarias, aunque en algunos lotes se efectuaron controles contra isoca. Se esperan rindes superiores a los de la campaña pasada.
En el sudoeste de Buenos Aires el estado del cultivo varía de bueno a muy bueno. Por su parte, en el sudeste bonaerense se registran pérdidas en el stand de plantas y capítulos de menor tamaño a raíz de déficit hídrico de los meses de diciembre y enero. La presión sanitaria en ambas regiones es la normal, aunque se revela la presencia de gata peluda y chinche diminuta.

El informe del USDA de febrero de 2017

De la comparación con el informe de enero de 2017 se registra una leve caída en la producción de las 7 principales oleaginosas: merma 1,2 millones de toneladas la producción de soja y aumenta 0,5 M de t la de girasol, por reestimación a la suba, de la producción ucraniana, que pasa de 13,5 a 13,75 M de t.
El crushing total muestra un leve crecimiento que, en lo sustancial, responde a la mayor molienda de girasol (es más barato, en términos relativos). Los stocks finales totales se reducen en más de 2 M de t, principalmente atribuibles a la menor estimación de la cosecha de soja.
Aumenta levemente la producción de los 9 principales aceites, manteniéndose constante la oferta del de palma. El principal responsable de la leve suba es la mayor producción de aceite de girasol. El consumo y las exportaciones totales prácticamente no cambian. Se registra un leve crecimiento en las ventas externas impulsado por las de aceite de canola. Los stocks finales se reducen para el aceite de canola y crecen para el aceite de soja, pero a nivel global no se modifican sustantivamente.

Comparando con la campaña 2015/16

La producción mundial de las 7 principales oleaginosas crecerá 6,2%; mientras que el consumo se incrementará 4,5%. Será abastecido con 4,8% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 2,4%.
La producción de girasol crecerá 10,9%, unas 3,99 M de t; mientras que el crushing subirá 10,2%, las exportaciones sufrirán una baja del 12,4% y las existencias crecerán 4,1%.
La relación stocks/consumo bajará levemente, para las 7 oleaginosas, del 20,0 al 19,6%. Para el caso del girasol, se reducirá del 5,9 al 5,6%.
En Ucrania se registró una cosecha record de 13,75 M de t;  con una suba interanual del 16%. También crecen las ofertas de girasol de la Unión Europea, de Rusia y de La Argentina (10; 15 y 22 %, respectivamente).
La producción consolidada de nuestros tres competidores del Hemisferio Norte, pasará de 28,7 a 32,7 M de t  (12,2% de suba, o sea unas 3,99 M de t adicionales). El USDA pronostica una producción argentina de 3,3 M de t, lo que supondría un área cosechada de 1,6 millones de hectáreas.   
La producción de los 9 principales aceites crecerá 5,7%, mientras que el consumo lo hará al 3,7%. Será abastecido por un 6,8% adicional de exportaciones. Los stocks caerán 7,5%.
Por su parte, la producción de aceite de girasol crecerá 10,3%, mientras que el consumo subirá apenas 3,1%. Aumentarán 10,7% las exportaciones y las existencias finales aumentarán en 2,1%.
La relación stocks/consumo disminuirá, para todos los aceites, del 11,2 al 10,0%. Para el caso del aceite de girasol, la caída va del 9,4 al 9,3%.

El USDA mantiene que las exportaciones argentinas de aceite de girasol alcanzarán las 550.000 toneladas, cifra inferior en 50.000 toneladas a las de la campaña anterior, que fueran de 600.000. La participación Argentina en el comercio mundial caerá de 7,4 a 6,1%. Para esta institución, los stocks finales argentinos, de grano, crecerán (marzo 2016-febrero 2017) apenas 28.000 toneladas.  
Por su parte, las ventas externas de Ucrania (aceite) pasan de 4,5 a 5,1 M de t (13,3% adicional), lo cual eleva a 56,8% su participación en el mercado mundial.
 
Precios y mercados

En enero, los precios promedio mensuales para los aceites en Rotterdam registraron, con respecto a diciembre 2016, el siguiente comportamiento: el de palma creció 1,9%; mientras que retrocedieron 3,9; 3,2 y 0,1% los de soja, girasol y canola, respectivamente.
Si la comparación se efectúa con los promedios de enero de 2016, los valores crecen en 38,0; 19,9 y 18,0% para los aceites de palma, soja y canola y declinan 3,4% para el caso del de girasol. La gran cosecha del Mar Negro, ha sido letal para el precio de nuestro aceite.   
Al cierre del día 9 de Febrero, nuestro aceite cotizó, en Rotterdam, para contratos de  marzo-junio, U$S/tn 817,5 (nivel similar al promedio de enero) y U$S/tn 827,5 para julio-setiembre. Se observan descuentos de 4,4 y 7,6% en la posición marzo, con respecto a los aceites de soja y de canola. Para agosto, los descuentos bajan a 0,8 y 0,4%; con respecto a los mismos competidores.  
Para nuestras exportaciones, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la U.E., la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 56,8% del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes: allí, los contratos disponibles registran U$S/tn 755. Este último es, en definitiva, el que –corregido por el diferencial de fletes- condiciona el FOB local de los próximos meses y por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano).
El MINAGRO publicó índices FOB de U$S/tn 735, para el aceite de girasol (valor similar al vigente hace un año) y de U$S/tn 786, para el de soja (mejora i.a. del 17%). El valor FOB para la venta de grano creció a U$S/tn 370, con  una baja interanual de 10 dólares. También presentó el nuevo cálculo del FAS teórico para el valor implícito del grano, una vez descontados el fobbing y los costos de industrialización, comercialización, financieros e impositivos. Se publicó un FAS de $/tn 4.617, o sea U$S/tn 295,6; el cual no incluye bonificaciones por materia grasa ni descuentos por cuerpos extraños y acidez.
En Necochea, la industria ofrece $/tn 4.480 (U$S/tn 286,8), mientras que en Rosario se registran U$S/tn 310 y en Daireaux $/tn 4.400 con descarga (U$S/tn 281,7). Los valores futuros son de U$S/tn 285 con entrega y pago en Marzo, en los puertos del Sur y 5 dólares menos en Junín.
El INDEC publicó en su informe de “Intercambio Comercial Argentino” las exportaciones del complejo para 2016. Lamentablemente no incluyen el dato de harinas o pellets. Las ventas alcanzaron la cifra total de MU$S 570, con una suba de MU$S 158, con respecto a 2015 (+38%).  En aceites, se pasó de MU$S 339 a 420 (+24%) y en semillas (grano) de MU$S 73 a 150.
El MINAGRO registró que las compras de la industria, del producto de la campaña local 2016-17, declaradas hasta el 1 de Febrero, alcanzaban 930.100 toneladas. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban el 31% del total, de las cuales el 43% ya tenía precio cerrado. Las compras para exportación de grano de la campaña 2016-17 fueron de 12.500 toneladas, de las cuales 42% se contrataron a fijar y  un 33% ya tiene precio hecho.  
Según el MINAGRO, se molieron 2,75 M de t durante todo el año 2016.  Los rendimientos en aceite y harinas (pellets y expellers) de la molienda del período, fueron del 41,2 y 40,8%.  

Informe elaborado por el Lic. Jorge Ingaramo, asesor económico de ASAGIR
 

Deja un comentario