Córdoba, clave en la derrota del Kirchnerismo

La provincia fue un bastión macrista, con el 71% de los votos para el PRO. El juego de De la Sota, que se considera “el padre de la derrota” de Scioli.

Aunque estaba prevista una conferencia conjunta, no se dio. Massa se puso el traje de principal opositor y no mencionó a su socio de UNA.

Aunque estaba prevista una conferencia conjunta, no se dio. Massa se puso el traje de principal opositor y no mencionó a su socio de UNA.

La  derrota del Frente para la Victoria a nivel nacional, continuidad de la caída en la provincia de Buenos Aires, el 25 de octubre pasado, dejó a Córdoba como la única provincia “grande” gobernada por el PJ. Una “isla” -otra vez la isla- en un país conducido por la alianza entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica, rodeada de distritos macristas como Buenos Aires y Capital Federal, radical como Mendoza, y socialista como Santa Fe.

El apoyo de Córdoba a Mauricio Macri fue inédito en relación al resto del país: llegó al 71,62%, superando en 18 puntos el 53% que había obtenido en octubre. Esto implica que gran parte del 20% que había votado a Sergio Massa en las generales, ayer apoyó a la alianza Cambiemos. Daniel Scioli sólo pudo mejorar nueve puntos su anterior resultado: pasó del 19% al 28,38%, que se suponen son votos peronistas e independientes que no se sienten cómodos con el PRO.
Macri obtuvo en Córdoba 1.530.700 votos contra 606.454 de Scioli. Si se tiene en cuenta que en Buenos Aires, el principal distrito electoral del país, el FpV derrotó a Cambiemos por un punto, queda claro que esta provincia fue clave, determinante, en la victoria del alcalde porteño y en la derrota del PJ nacional. Por estos resultados, anoche había euforia en el entorno de José Manuel de la Sota. El gobernador saliente se considera «el padre de la derrota de Scioli» y el responsable de lo que evalúa como el fin del kirchnerismo.
El mandatario mantiene intactas sus aspiraciones presidenciales y considera que el resultado es altamente capitalizable para sus intereses, paradójicamente, porque se quitó del medio al peronismo kirchnerista.
“Córdoba es el bastión anti-K del país”, señaló un funcionario del Centro Cívico que suele andar cerca del mandatario y que ratificó a este diario que su jefe aspira a ser protagonista de la reconstrucción de un PJ nacional poskirchnerismo. Un peronismo de centroderecha, inspirado en el Perón del ’74, al que tantas veces De la Sota mencionó como referente.
Sucede que Massa quiere exactamente lo mismo que él. Por hora, la alianza que forjaron en el frente UNA se mantendrá, pero en el futuro, y de cara al 2019, el tigrense y el cordobés seguramente disputarán por la candidatura presidencial del PJ. “Va a volver a ser candidato a presidente”, aseguran en el Gobierno provincial, relativizando el peso de los 69 años que el gobernador tendrá en cuatro años.
En ese plan de regreso, De la Sota podría presentarse como candidato a diputado nacional por Córdoba, en las elecciones de medio tiempo de 2017. En el medio, cuenta con un senador y cinco diputados nacionales que serán su fuerza de negociación con el gobierno de Macri, necesitado como estará de acuerdos parlamentarios.
Por lo pronto, ayer Massa se puso el traje de “opositor moderado” al nuevo Gobierno nacional, en un mensaje televisado desde Tigre donde no mencionó a De la Sota ni a Roberto Lavagna, el otro integrante del trípode del frente UNA que obtuvo 5,2 millones de votos el 25 de octubre. Aunque estaba previsto, el gobernador de Córdoba no viajó finalmente a Buenos Aires, según sus colaboradores por razones climáticas. Pero no solo de Massa vivirá el PJ, dicen en Córdoba. Cree el delasotismo que el salteño Juan Urtebey será actor de la nueva etapa. Y que hay otros dirigentes, como Florencio Randazzo y el mandatario sanjuanino José Luis Gioja, que se sumarán al peronismo post K.

Saludos a Macri y a Scioli

Schiaretti envió un escueto saludo a Macri, felicitándolo y convocándolo a trabajar juntos por la provincia. Según sus colaboradores, también se comunicó con el derrotado Scioli, aunque se desconoce el contenido del mensaje.

Deja un comentario