Corrales de cerdos generaban el olor nauseabundo de Marcos Juárez

Finalmente se aclaró el misterio que preocupaba a las autoridades y vecinos de esta ciudad. Arbitrarán los medios para superar el problema.

Los criaderos de cerdos de la zona rural generaban los misteriosos olores nauseabundos en Marcos Juárez.

Los criaderos de cerdos de la zona rural generaban los misteriosos olores nauseabundos en Marcos Juárez.

 

Luego de varios meses de incertidumbre por el origen del nauseabundo olor que invade la ciudad en determinados momentos del día, desde el municipio local informaron que este fenómeno ambiental se genera en los criaderos de cerdos cercanos a la zona urbana. 
A partir de ahora, las autoridades locales intentarán acordar con los productores un nuevo sistema de alimentación e higiene que evite este problema para los vecinos de la ciudad.
El director de Servicios de Promoción Económica, Mario Lorenzo; los técnicos Raúl Franco y Darío Panichelli, del Inta, y Carlos Ercoli de la Cooperativa General Paz, fueron los encargados de brindar las explicaciones del porqué se producen los olores nauseabundos tan comunes en el último tiempo.
Lorenzo explicó que tras una reunión realizada con los productores porcinos de la zona periurbana de Marcos Juárez, la c y el Inta surgieron estas conclusiones respecto a la generación de los olores. Todos coincidieron que se trata de la manera de fertilizar que se utiliza actualmente, aprovechando los desperdicios que generan estos animales.
Una de las iniciativa que se estudia es mejorar el método de fertilización para que se genere el menor impacto posible. La otra propuesta es comunicar a los vecinos de la ciudad qué se está haciendo y cuáles pueden ser las distintas alternativas. 
Desde Inta señalaron que están trabajando sobre los malos olores producidos el último tiempo. “Tanto la General Paz como el Inta y otros productores independientes están tratando los efluentes de forma correcta, para transformarlos en fertilizante agrícola. Lo que tenemos que afinar es el momento de la aplicación u ver los vientos para evitar que esos olores molesten a la población de Marcos Juárez”, agregó Lorenzo.
Franco aclaró además que “no todos los olores surgen de la producción porcina. Hay que saber discernir cuáles son porque otros vienen de las cloacas o de la soja podrida. Como grupo porcino vamos a trabajar para evitarlos”.
Sobre el origen de los olores, Panichelli aclaró que “surgen de una volatilización de gases presentes en el residuo porcino, fundamentalmente en el residuo líquido”. El especialista indicó que hay distintas técnicas para tratar bien el efluente. Lo que se hace es degradar gran parte de la materia orgánica. 
“Puede haber habido algún manejo inadecuado en volcar esos líquidos sin el tratamiento correcto y después aplicarlo en el momento acorde a las condiciones ambientales, me refiero a vientos que no estén soplando hacia la ciudad”, remarcaron los especialistas. 
Por otra parte, desde la cooperativa aseguraron que los cerdos “están en unos galpones con agua, todas las deyecciones se depositan en esa agua que luego va a una laguna”. 
Desde Córdoba Ambiente exigieron impermeabilizar la laguna con una lona especial que se usa para que el líquido no contamine las napas. Inclusive se realizaron perforaciones para controlar.

fuente: La Mañana de Córdoba

Deja un comentario