CRA acusa a Monsanto de crear un sistema ‘paralelo’ de fiscalización

Advierte que el método usado distorsiona la transparencia en el mercado de soja, y que la firma “se interpone como un tercero en el negocio entre los que venden y compran”

 La Cámara Civil local falló en contra de que Monsanto patente semillas en la Argentina

La Cámara Civil local falló en contra de que Monsanto patente semillas en la Argentina

Confederaciones Rurales Argentina (CRA) expresó su rechazo al Sistema Monsanto de cobro de regalías y remarcó que no modificó su posición en relación a la Ley de Semillas, el uso propio y el rol que le compete al Estado como fiscalizador.

La entidad se expresó así un día después de conocerse que la Cámara Civil determinara que la multinacional no puede patentar semillas en Argentina porque no son una invención propia sino de la naturaleza.

La Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal fundamentó en el fallo que “la molécula de ADN recombinante y las células modificadas no constituyen una invención de Monsanto porque son materia viva y preexistente en la naturaleza. Ese material genético tiene la aptitud de generar una planta completa y los países tienen la facultad de declarar no patentables a las plantas”.

Para Dardo Chiesa, titular de CRA, la multinacional “va más allá de las semillas, al montar un sistema de fiscalización paralelo al Estado que distorsiona la transparencia en la comercialización del mercado de soja, y juega a interponerse como un tercero en el negocio entre dos partes: uno que vende granos y otro que lo compra”.

En este contexto, agregó que “el Ministerio de Agroindustria de la Nación, a través del Instituto Nacional de Semillas (Inase), es el que sin más vueltas debe frenar la estocada de la empresa estadounidense y ponerse en la cima del problema”.

El titular de CRA reiteró su postura de rechazo al Sistema Monsanto de cobro de regalías por semillas de soja, bajo la ‘cláusula de Biotecnología’ y el sistema Bolsatech. Y advirtió que “el sistema privado de fiscalización, penalización y cobro en puertos y acopios que se impone a través de esta cláusula, y el que también es implementado por la cadena agrícola bajo el nombre de Bolsatech, tergiversa los usos y costumbres en la comercialización de soja, asigna a la empresa como fiscalizador en el uso de semillas y ventas de granos, tomando claramente una atribución que solo le corresponde al Estado”.

Deja un comentario