Crean un sistema para mejorar la transparencia en la cadena lechera.

El Ministerio de Agroindustria de la Nación decidió implementar un sistema que apunta a una mayor transparencia en el mercado lácteo, un viejo reclamo de los productores, y busca también incrementar el control con participación de la AFIP.

La iniciativa, llamada Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea), se conoció ayer en el Boletín Oficial a través de la resolución 229 de la Secretaría de Agricultura, que está en la órbita de Agroindustria.

20161020_1523411

Con el Siglea, que reemplaza a un sistema de pago por calidad que no había logrado la adhesión de todos los operadores, viene la implementación para los compradores de leche a los tamberos de una liquidación universal única obligatoria y electrónica .

Al productor tambero esto le va a permitir ver cómo paga cada industria láctea en base a parámetros establecidos para una “leche de referencia”.

También tendrán que informar, en base precisamente a una leche de referencia, las diferentes escalas de bonificaciones y penalizaciones por calidad composicional e higiénico-sanitaria y comercial, además de los precios por kilo de grasa y proteínas, y las fechas y modalidades de pago.

Toda la información va a quedar centralizada en este sistema que va a estar, además, en línea con la AFIP.

“El sistema abarca más que la liquidación única porque integramos toda la gestión de las facturaciones en una única base con AFIP y también la base del Senasa. Reemplaza al sistema de pago de calidad por un sistema no sólo de información de la calidad de leche, sino de la facturación”, explicó a LA NACION Alejandro Sammartino, subsecretario de Lechería.

20161020_1527271

Cuando una industria emita una factura, ésta va a quedar en el Siglea, donde también va a estar la AFIP. La factura electrónica no era obligación hasta ahora. Muchos productores la recibían con la llegada del camión de leche a su campo. Con el Siglea la va a conocer en los primeros días del mes.

“Esto es un ordenamiento. Una industria que esté en condiciones irregulares va a estar obligada a tener que facturar electrónicamente con la AFIP”, indicó Sammartino. “La industria no va a poder facturar si no es a través de la liquidación única”, agregó.

Según la norma, los operadores deberán informar con carácter de declaración jurada los recibos diarios de materia prima.

También tendrán que informar, en base precisamente a una leche de referencia, las diferentes escalas de bonificaciones y penalizaciones por calidad composicional e higiénico-sanitaria y comercial, además de los precios por kilo de grasa y proteínas, y las fechas y modalidades de pago.

Toda la información va a quedar centralizada en este sistema que va a estar, además, en línea con la AFIP.

“El sistema abarca más que la liquidación única porque integramos toda la gestión de las facturaciones en una única base con AFIP y también la base del Senasa. Reemplaza al sistema de pago de calidad por un sistema no sólo de información de la calidad de leche, sino de la facturación”, explicó a LA NACION Alejandro Sammartino, subsecretario de Lechería.

Cuando una industria emita una factura, ésta va a quedar en el Siglea, donde también va a estar la AFIP. La factura electrónica no era obligación hasta ahora. Muchos productores la recibían con la llegada del camión de leche a su campo. Con el Siglea la va a conocer en los primeros días del mes.

“Esto es un ordenamiento. Una industria que esté en condiciones irregulares va a estar obligada a tener que facturar electrónicamente con la AFIP”, indicó Sammartino. “La industria no va a poder facturar si no es a través de la liquidación única”, agregó.

Fuente: La Nación.

 

Deja un comentario