CRECE LA EXPORTACIÓN DE AGROQUÍMICOS, CAE LA IMPORTACIÓN.

Las exportaciones de agroquímicos y fertilizantes, medidas en valores, crecieron en el primer semestre un 6,4% en relación a igual lapso del año anterior, mientras que las importaciones cayeron 15,6% interanual por la imposición de “trabas”, según un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

El economista de IES, Carlos Guberman, señaló que “las estimaciones apuntan a una contracción en la demanda agropecuaria por la baja en las ventas del sector, estimada en 30%”.

fertilizacion

“Se espera una caída teniendo en cuenta la menor rentabilidad de los productores por la pérdida de competitividad y por la baja en los precios internacionales de los granos”, explicó Guberman.

En materia de exportaciones, el informe indicó que en el primer semestre alcanzaron un valor de u$s276 millones, lo que implica una suba de un 6,4% interanual, mientras que en cantidades exhibieron una leve merma de 0,3 por ciento.

“El comportamiento de las exportaciones estuvo explicado por la contracción en las cantidades de fertilizantes nitrogenados (el principal rubro), que se redujeron un 22,5%, con solo 49,8 mil toneladas; y los herbicidas a base de glifosato, que descendieron un 14,6%; mientras que los abonos fosfatados tuvieron una fuerte suba de 47,6%”, detalló.

Los destinos de las ventas externas de agroquímicos y fertilizantes en el primer semestre se concentraron en el mercado regional: Brasil, con el 55,2% de participación sobre el total, fue el primer comprador. Detrás le siguieron Paraguay, con el 10,9%; Chile (9,1%); Uruguay (8,9%); y Bolivia, con el 8,4% de participación.

En cuanto a las importaciones, el informe precisó que en el primer semestre totalizaron un valor de u$s762,1 millones, lo que significa una reducción de 15,6%, principalmente debido a las “trabas” a las compras internas.

“La merma en los valores importados estuvo explicada por la caída en sus principales productos: glifosato, con un descenso de un 3,8%; los abonos con elementos fertilizantes (-20,3%); los herbicidas a base de glifosato (-38,1%); y los productos químicos orgánicos (-0,3%)”.

Fuente: Supercampo.

Deja un comentario