¿Dónde está La Niña?

Veamos lo que opinan las agencias meteorológicas más importantes del mundo

Luego de retirado El Niño, el fenómeno climático que colaboró a que el año fuera el más cálido de los dos últimos años, ahora todos los ojos están puestos en el comportamiento del Pacífico, para determinar si este año se dará La Niña.

Sin la influencia fría de La Niña, el planeta continuará sintiendo el calor por el resto del año. Julio y agosto fueron los más cálidos de la historia y el 2016 se espera que sea el año más cálido de la historia.

Pero, luego de un par de meses esperando por el arribo de La Niña, ¿dónde está? ¿cuándo llega? Todo depende a quién se le pregunte.

De acuerdo con la Agencia Meteorológica Japonesa (JMA), ya ha arribado. La Oficina Australiana de Meteorología, otro de los grandes observadores del Pacífico, está aún esperando por la llegada oficial del fenómeno.

Pero la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de los Estados Unidos (NOAA) indicó la semana pasada que es improbable que La Niña se forme durante esta primavera-verano.

Las 3 agencias están mirando el mismo océano, pero han arribado a diferentes conclusiones acerca de cuándo llegará La Niña, en el caso que suceda. La principal razón de estas diferencias radica en cómo se define al fenómeno.

Para la gente común, este fenómeno representa simplemente que la temperatura del océano sea más fría que lo normal. Pero los científicos son un poco más precisos que eso.

Para que la Agencia norteamericana declare oficialmente “La Niña”, las temperaturas del océano en un punto específico de la región tropical del Pacífico tienen que ser 0,5°C más bajas que lo normal durante cinco promedios trimestrales seguidos, es decir septiembre-noviembre, octubre-diciembre, y así consecutivamente.

“Nosotros dejamos de observar el océano debido a la falta de soporte del modelo que indicara las condiciones que necesitábamos ver” afirmó Michelle L’Heureux, una científica del organismo.

Mientras es más fría que lo normal en esa región en este momento, los modelos de la Agencia suelen no prever que el frío se mantenga en las estaciones próximas. Algo similar ocurrió luego del súper “El Niño” de 1982-83, por lo tanto, hay un precedente, de acuerdo con Michelle. Quien también destacó que no quiere decir que la Agencia haya dado de baja La Niña, pero sí que es menos probable ahora.

 

Anomalía de la temperatura de la superficie del mar en el Pacífico tropical comparada con otros años. Este año está tendiendo más hacia lo que sucedió en 1982-83, que al evento del 1997-98

La oficina de Meteorología australiana ha sido más rigurosa en las directrices para La Niña. Las temperaturas en la misma región tienen que ubicarse 0,8°C debajo de lo normal, aunque no tiene el requerimiento de los promedios. Además, utiliza una variedad de modelos, de forma similar a la NOAA, pero les da una importancia diferente. Su pronóstico todavía insinúa una Niña más fuerte, por lo tanto, el seguimiento continúa.

La visión que falta es la de la Agencia Japonesa, que observa otra región del pacífico, donde las temperaturas han sido lo suficientemente frías como para declarar que una Niña débil está ocurriendo. Hay también una cuestión de modelos.

No hay mucho que decir con 3 agencias con visiones diferentes de un mismo fenómeno. L’Heureux también afirmó que otras agencias meteorológicas del mundo tienen formas diferentes de definir qué es La Niña. En Perú, por ejemplo, se monitorea un área del Pacífico cercana a la costa, porque las temperaturas pueden tener impacto en la región.

Esto puede tener similitudes con el 2014, cuando El Niño, que comenzó en septiembre de ese año y continuó hasta 2015, antes de convertirse en el más fuerte de la historia este verano. Sin embargo, si hay algo en lo que las 3 agencias coinciden, es que es improbable que La Niña tenga un comportamiento similar.

En ausencia de La Niña, es probable que Estados Unidos atraviese un extenso período de clima cálido por los siguientes 3 meses. En comparación, La Niña usualmente crea condiciones frías, especialmente en el noroeste.

En una escala planetaria, el calentamiento global pareciera continuar. Sin embargo, algunos científicos han predicho que el calentamiento global tendrá un ligero respiro en 2017, aún sin la influencia de La Niña. Dado que el mundo está al borde de pasar el límite de los 1,5°C, esto es un pequeño consuelo.

 

Esta imagen muestra cómo se ha ido calentando el planeta desde 1850.

Climate Central

Deja un comentario