Echepare y Garzón analizaron la coyuntura Económica y Ganadera en la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Con organización de la Bolsa de Cereales de Córdoba, la Asociación que nuclea a las Industrias de la carne AFIC, y el acompañamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, se realizó en la sede de la Bolsa la Segunda Jornada Granadera, con especialistas que dejaron su visión acerca del negocio de los Granos y la Carne. El Mgter Federico Santangelo analizó en el inciio, la situación de Mercados y Carnes. También se presentaron en el encuentro, el Lic. Carlos Echepare y el Licenciado Juan Manuel Garzón, economista del IERAL.

echepare

ECHEPARE:  CARNES, CON PROBLEMAS DE COMPETENCIA

“Argentina sigue a contramano del Mundo. Aca seguimos apostando a los granos, con intenciones de exportar, aunque deberíamos apostar al Agregado de Valor. Deberíamos comprender que el mundo demanda alimentos, pero con mayor grado de elaboración. Por eso el presidente habla de “Supermercado del Mundo”.  Ante esta situación la pregunta que debemos formularnos es si Argentina esta capacitada para dar agregado de valor,. y la respuesta del productor fué muy rápida. Pasaron de 10 a 15 millones de toneladas a distintos procesos, y no solo de soja, sino también de maíz y trigo. El maíz cobra especial importancia para la ganadería, con todo tipo de carne que se quiera producir”.

jornadas granaderas

“En el terreno de la ganadería, Argentina tiene problemas de competencia”, destacó Echepare. “En el caso de la ganadería vacuna, hay un problema con el consumo, que es el que está determinando el mercao. Mientras eso ocurra, a la exportación se le va a hacer muy difícil. Aún cuando está creciendo la exportación, estamos lejos de lo que deberíamos crecer y de lo que el mundo nos demanda. En el resto de las carnes tenemos un problema de eficiencia productiva. Cuando eso pasa, allí necesitas un estado más presente con políticas activas que permitan lograr esa eficiencia. No significa intervenir los mercados, significa trabajar en pos de la competitividad. Es corregir la infraestructura, las rutas, que los fletes no se conviertan en algo imposible, que los impuestos no ahoguen al productor. Necesitamos corregir esto porque, de lo contrario, será cuesta arriba para la ganadería y también para los granos, pues los precios no son los mismos que hace 3 o 4 años”.

GARZÓN: EL PRODCUTOR GANADERO PUEDE PERDER RENTABILIDAD.

 

garzon

El Licenciado Juan manuel Garzón, economista del IERAL, realizó un doble análisis. En primer término, evaluó la incipiente recuperación de la economía, y luego, trazó los puntos positivos del actual mercado de carnes. Sobre la marcha de la economía, expresó: “Los indicadores de este año son mejores que los del año anterior. Muy lentamente se está saliendo de la recesión. De los factotres que más la pueden empujar se está notando la inversión, fundamentalmente del estado. Hay mucha obra pública que está empujando la inversión. La mala noticia es que las inversiones no están reaccionando, y Argentina necesita de ambas, inversión y exportación liderando la recuperación económica. Podríamos decir que es una economía tibia para los productores de bienes de consumo, especialmente en el mercado interno”.

“Las elecciones de medio término significarán una bisagra. Para Macri, una victoria podría darle la ratificacón y aprobación del rumbo encarado. Una derrota, especialmente en provincia de Buenos Aires, podría poner en duda algunas de las políticas que han cambiado y podría generar incertidumbre. Especialmente en el tema fiscal, un gobierno que gana podrá profundizar los cambios que están en agenda para modificar estas pautas impositivas. Si pierde, habrá que ver como reacciona el mercado y, en especial, el sector que ha invertido y el que espera el resultado de estas elecciones para invertir”.

garzon

Sobre la ganadería, el Licenciado Garzón habló del indice que elaboran en el IERAL para determinar que incidencia tiene cada actor de la cadena cárnica en el precio final del producto en la carnicería: “hoy vemos que al productor primario le quedan $0,50 de cada peso que gasta el consumidor. Eso va variando de acuerdo al valor de la carne y la oferta y demanda. Ese indicador revela que el mercado funciona de manera bastante competitiva, varios eslabones de la cadena van agregando valor y por ello reciben una retribución. la participación incluye a la industria, el comercio y el estado. Lo bueno es que el productor ganadero sigue percibiendo esos cincuenta centavos, lo malo está enmarcado en el retraso que el valor de la carne tiene con respecto a otros precios de la economía. Esto puede ser un dato negativo pues el negocio puede deteriorarse y ser menos rentable para el productor ganadero.

Deja un comentario