EEUU RECONOCIÓ OFICIALMENTE LAS CONDICIONES DEL BIODIESEL DE SOJA NACIONAL.

La Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) expresó ayer su “satisfacción” por el reconocimiento de los Estados Unidos a las condiciones del biodiesel desoja de elaboración nacional, al que consideró “aceptable en todos sus términos”.

No obstante, la entidad admitió no tener “expectativas de un importante incremento” en las exportaciones a ese país, entre otras cosas por el bajo precio del petróleo, que torna menos atractiva la opción por combustibles alternativos.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, según su sigla en inglés) informó el martes que el esquema de trazabilidad de biomasa renovable (soja) presentado por Carbio en agosto del 2012 “es aceptable en todos sus términos y reconocido para poder ser utilizado en los embarques de biodiesel de soja de la Argentina hacia los Estados Unidos”. 

planta-de-biodiesel

El presidente de Carbio, Luis Zubizarreta, consideró que “esta Carta de la EPA es un reconocimiento al esfuerzo de la industria de biodiesel argentina y del Gobierno que nos acompañó, particularmente a través de nuestra Embajada en Washington”.

A pesar de la auspiciosa noticia para las empresas argentinas del sector, Carbio expresó en un comunicado que “la industria nacional no tiene expectativas de un importante incremento de sus ventas hacia los Estados Unidos, dada la complejidad del sistema de trazabilidad, los bajos precios del petróleo que impiden competir al biodiesel frente al diesel y la oferta actual de biocombustibles en el mercado norteamericano”.

Al respecto, se recordó que en 2014 “ya hubo exportaciones de biodiesel argentina hacia Estados Unidos, en beneficio de los consumidores de dicho país y se espera que los volúmenes exportados desde nuestro país a dicho mercado tengan una participación baja sobre el total de lo consumido y no superen las 300 mil toneladas durante el 2015″.

En 2012, Carbio resolvió “desarrollar un esquema específico para certificar biodiesel producido en la Argentina, cumpliendo los requisitos legales de sustentabilidad que fijaba la legislación norteamericana”, para lo que “mantuvo conversaciones con la EPA por tres años que permitieron su reconocimiento”.

 

073

“El esquema de Carbio fue definido específicamente para auditar la realidad argentina y permite identificar y segregar soja producida en el país bajo condiciones de sustentabilidad de acuerdo a la legislación de la EPA”, añadió la cámara.

Asimismo, ese esquema “autoriza a la producción nacional de biodiesel que cumpla con todos los requisitos exigidos durante todo el proceso de transporte e industrialización, mediante un sistema estricto de auditorías”.

“Esto permite acceder a los beneficios previstos en la legislación de ese país”, añadió.

La exportación de biocombustibles tuvo un significativo traspié a mediados de 2012, a raíz de restricciones impuestas por la Unión Europea que desde entonces son motivo de reclamo de la Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

De acuerdo con datos de Carbio, las exportaciones de biocombustibles, que registraban un aumento sostenido hasta agosto de ese año, cayeron a menos de la mitad a partir del tercer cuatrimestre.

Deja un comentario