El consumidor pagó casi seis veces más de lo que recibió el productor

El precio de los productos agrícolas se multiplicó en abril 5,9 veces desde que salieron del campo hasta que llegaron al consumidor, de acuerdo con el relevamiento mensual que realiza la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Peras

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de CAME, que mide la diferencia promedio entre el precio de góndola y el de origen para una canasta de 20 alimentos agrícolas, registró que los dos productos con mayores disparidades de precio durante el mes pasado fueron la manzana roja y la pera.

El IPOD procura reflejar las distorsiones que se encadenan en los valores de esas elaboraciones en todo el recorrido logístico.

Según el origen
Cuando CAME agrupó los productos por origen, observó que las mayores distorsiones en la cadena ocurrieron en los componentes de origen vegetal.

Mientras el IPOD que agrupa a 20 alimentos de ese género alcanzó una desigualdad de 5,9 puntos en abril, el IPOD que aglutina cuatro productos animales (huevo, carne de pollo, carne de ternera y leche) se ubicó en 3,7, mostrando incluso una leve caída en relación al valor alcanzado por el IPOD ganadero en marzo pasado (3,8).

Si se combina el IPOD animal y el vegetal, extendiendo la canasta a 24 productos, se obtiene una brecha de 5,5 puntos, con un aumento de 3,7% frente a marzo.

Los productos con mayores brechas en el mes fueron la manzana roja, con una brecha de 11,7 veces, la pera (11,21 veces), naranja (8,17), arroz (7,78), calabaza (7,46) y cebolla (6,99).

En cambio, los productos cuyos precios menos se multiplicaron desde que salieron del campo y hasta que llegaron a los consumidores fueron el pimiento rojo, con una desigualdad de 2,7 veces; frutilla (3,1), tomate (3,37) y aceite de oliva (3,39).

Deja un comentario