El consumo de carne vacuna cayó el 8,7% en lo que va del año

El consumo per cápita es de 54,8 kg y en los últimos doce meses el precio en el mostrador aumentó el 44,5%.

En los primeros nueve meses del año el consumo de carne vacuno cayó el 8,7%, ubicándolo per cápita en 54,8 kg. En cambio, el promedio móvil de los últimos doce meses se ubicó en 55,7 kg/hab/año en el noveno mes del año, lo que implicó una baja de 6,8% anual.

Así es que los argentinos siguen resignando la carne en la canasta básica familiar ya que en los últimos doce meses aumentó su valor en el mostrador el 44,5%, tal como consigna en su habitual informe mensual la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (CICCRA).

Pero aquí hay un dato a destacar en lo referente a los precios en el mostrador, en el noveno mes del año la carne vacuna mostró un alza mucho más moderada que las carnes porcina y aviar: 1,2% mensual vs. 6,5% y 3,3%, en términos respectivos.

En consecuencia, durante septiembre el precio de la carne porcina se encareció 5,3% con respecto a la carne vacuna y 3,1% en relación con la carne aviar.

Otro dato a tener en cuenta es la caída de la producción, en septiembre la faena total volvió a ubicarse por debajo del millón de cabezas y, en consecuencia, la mejora observada en agosto se constituyó en algo temporario.

En total se faenaron 948.000 cabezas de ganado vacuno, lo que implicó una caída de 11,1% interanual.

De esta manera se consolida la tendencia mencionada en meses anteriores de la retención de vientres por parte de los productores.

En términos absolutos, la producción cárnica descendió en 130 mil toneladas de res con hueso con relación a enero-septiembre de 2015.

Además el consumo interno absorbió 90,75% del total, es decir 1,76 millones de toneladas de res con hueso en los primeros nueve meses del año.

En el acumulado del año se faenó un total de 8,60 millones de cabezas de ganado vacuno, es decir 6,8% menos que en igual lapso del año pasado. En este caso, la participación de las hembras en la faena total se ubicó en un promedio de 40,7%, es decir 1,1 punto porcentual por debajo del promedio observado en enero-septiembre del año pasado.

Por otra parte el precio de la hacienda en pie subió otro 3,6% en septiembre y alcanzó un nuevo máximo histórico (nominal), al ubicarse en $26,03 por kilo vivo. Nuevamente, la suba fue traccionada por las vacas, que tuvieron un alza estacional de 6,1% mensual ($20,06 por kilo vivo), y por los toros (4,2% mensual; $20,18 por kilo vivo).

Por su parte, las exportaciones habrían ascendido a 179,6 millones de toneladas, registrando un alza de 11,8% anual. De esta forma, su participación en el total habría llegado a 9,25% de la producción total.

Al considerar los primeros ocho meses del año las ventas al exterior de carne vacuna se ubicaron en 96.188 toneladas peso producto y representaron ingresos por 690,3 millones de dólares, ubicándose 11,8% por encima en términos interanuales.

Además en su editorial CICCRA remarca una cuestión fundamental y que desde el sector están pidiendo desde hace larga data. “A medida que pasan los meses del año la industria frigorífica en general espera que se vaya solucionando el problema de informalidad en el comercio interno, porque esto genera enormes descompetencias al sector formal. Esta informalidad comercial trae aparejada pérdida de condiciones sanitarias elementales, evasión previsional, fiscal y explotación de los operarios de las seudocooperativas.

El sector en su conjunto continúa esperando que el ministro de Agroindustria logre recuperar las funciones de la ex ONCCA, las que aún se mantienen en el limbo jurídico pergeñado por la administración anterior. Esto atenta directamente contra las posibilidades reales de dicha cartera de mejorar los niveles de evasión e inconductas comerciales mencionadas”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.