El drama de las inundaciones: nuevo golpe al sector productivo de Santa Fe

Arroyo Seco, al sur de Rosario, es la localidad más afectada. Cayeron más de 300 milímetros en menos de 12 horas.

 

La lluvia volvió a castigar con fuerza a Santa Fe, una provincia que poco a poco intentaba recuperarse de los efectos devastadores del temporal de hace 12 días. Una 10 ciudades y pequeñas comunas volvieron a inundarse.

Anoche se contaban más de 400 evacuados. Muchas rutas quedaron intransitables como consecuencia del desborde de los arroyos y miles de hectáreas, en el corazón productivo de la provincia, quedaron otra vez bajo agua. “Esperábamos 100 milímetros y en algunos lugares cayeron más de 300 en 12 horas. El panorama es muy complicado”, admitió el director de Protección Civil provincial, Marcos Escajadillo.

Las postales más dramáticas del temporal se vivieron en Arroyo Seco, 30 kilómetros al sur de Rosario.

El agua entró en la mayoría de las casas.

El secretario de Desarrollo Social de Arroyo Seco, Martín Ivolti, aseguró que cayeron 320 milímetros en 10 horas: “El panorma es desolador. Es la peor inundación en 50 años”.

La sensación de angustia e impotencia superó hasta al jefe del departamento de bomberos, Alexis Sciacca, quien rompió en llanto mientras contaba que no podían ayudar a los vecinos porque el cuartel también estaba inundado. “Mi cuartel de toda la vida está destruido. Tenemos más de 30 centímetros de agua. Tengo 40 años, hace seis que soy jefe de la institución.

Es mi casa. Los muchachos están destruidos, estamos tratando de hacer lo mejor posible. Ver un cuadro así, esto es terrible”, relató con la voz entrecortada.

Las mayores consecuencias del fenómeno hídrico se registraron en las localidades ubicadas sobre el cordón de la ruta provincial 21, que une Rosario con Villa Constitución. Desde Protección Civil indicaron que la tormenta afectó “con mucha fuerza” a diez poblaciones de esa región. Villa Gobernador Gálvez, Pueblo Esther, Fighiera y General Lagos también sintieron la fuerza del agua.

El desborde de los arroyos Seco y Frías causó estragos en la zona. “Tenemos agua hasta la cintura”, relata ron los vecinos de Pueblo Esther a través de las redes sociales. El temporal fue algo más benigno en comunas como Firmat, Chovet y Chabás, en donde el agua caída del cielo alcanzó los 150 milímetros. Así y todo, se inundaron los casos urbanos y muchas familias tuvieron que ser evacuadas.

Una decena de rutas sufrieron cortes por la cantidad de agua en las calzadas.

La autopista a Buenos Aires quedó cortada de una mano en el kilómetro 268. La ruta 21 y 1 quedaron totalmente obstruidas, mientras que la Agencia Nacional de Vialidad y Gendarmería tuvieron que apostarse en la 11,9,33 y 34 para desviar el tránsito en algunos tramos.

Cuadrillas de Protección Civil de Santa Fe trabajaron a destajo durante toda la jornada para poder escurrir las aguas de los ejidos urbanos de las ciudades y comunas inundadas. “Estamos llevando todo tipo de mercadería, colchones y frazadas para los centros de evacuados. Hay un importante operativo en marcha”, precisó el director de Protección Civil de la zona sur de Santa Fe, Aldo Fabucci.

Pero agregó: “Estamos frente a un volumen de agua que no soporta ninguna ciudad ni ninguna estructura”.

En Rosario, la lluvia provocó anegamientos en los barrios de la periferia.

Los vecinos de Las Flores, El Mangrullo, Puente Gallego y San Martín Sur tuvieron que sacar mucha agua del interior de sus viviendas.

En el centro de la ciudad hubo calles cortadas y árboles caídos.

El centro y norte de la provincia también sufrieron las consecuencias del temporal de lluvia que viene golpeando a la región desde hace un par de semanas. En la capital provincial, cayeron 60 milímetros en 60 minutos.

En efecto, provocó anegamientos de calles pero también generó un corte de ruta por parte de vecinos de Villa California, que padecieron -nuevamente- por los anegamientos en las calles y, en algunos casos, el ingreso de agua en las viviendas.

Para el sector productivo es un nuevo golpe: los campos y los caminos rurales del oeste de la provincia, en el corazón de la cuenca lechera, profundizaron su crisis. Cabe recordar que el gobierno provincial prorrogó por 180 días la emergencia agropecuaria para 18 de los 19 departamentos de Santa Fe. El temporal también afectó a Paraná, Entre Ríos, donde cayeron 100 milímetros que provocaron el desborde de arroyos y obligaron al corte temporal de la ruta 11. El alivio llegó a última hora del día con la actualización del servicio meteorológico que indicaba buenas condiciones climáticas en el comienzo de la semana para toda la región.

Deja un comentario