El mal clima en la Argentina le dio un respiro al precio de la soja en Chicago

La oleaginosa sumó US$ 2,39 y cerró con un valor de 346,96 dólares por tonelada; hay operadores que especulan a que el tiempo húmedo sobre zonas agrícolas demore la cosecha; por mercadería con entrega inmediata la demanda pagó $ 3650 en Rosario, $ 50 más que ayer

Recuperación parcial para el precio de la oleaginosa

El clima húmedo en la Argentina, que amenaza con demorar la cosecha, fue hoy el fundamento alcista excluyente que posibilitó un repunte parcial de los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde las cotizaciones de la oleaginosa siguen -no obstante- en el peor nivel en casi un año, producto de la sobreoferta vigente en el nivel mundial.

Al cierre de los negocios, las pizarras del mercado de referencia para el valor internacional de las materias primas agrícolas mostraron alzas de US$ 2,39 y de 2,48 sobre las posiciones mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 346,96 y de 351 dólares por tonelada. Durante la rueda, los fondos de inversión especuladores compraron unos 10.000 contratos de la oleaginosa, equivalentes a poco más de 1,36 millones de toneladas.

Tras la producción récord estadounidense 2016/2017, con 117,22 millones de toneladas, y en el último tramo de la cosecha de Brasil, que apunta a dejar un volumen inédito de soja para ese país, con estimaciones privadas que lo ubican entre 111 y 113,8 millones, la especulación de los operadores con eventuales pérdidas en la Argentina por un clima excesivamente húmedo es la única opción alcista vigente hoy el mercado, sobre todo si se tiene en cuenta que el viernes pasado el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proyectó la siembra 2017/2018 de la oleaginosa en 36,21 millones de hectáreas, un 7,3% por encima de la superficie cubierta en la campaña anterior.

Entre los operadores aún está fresco el recuerdo de abril de 2016, cuando el exceso de lluvias generó anegamientos que retrasaron la cosecha gruesa argentina y que redujeron el volumen y la calidad de la soja. Tan es así que hoy la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) destacó que si se comparan los mapas de precipitaciones de la región pampeana de los primeros días de abril de 2016 con los del año en curso “es evidente” que hubo más agua en estos últimos días. “Con distintos epicentros de lluvias, en este principio de abril los volúmenes de agua son mayores y las áreas afectadas más extensas. De todas formas, lo que definió la situación del año pasado fue el rumbo que tomaron los pronósticos a partir de la segunda semana del mes. Y ahí aparece otra similitud. Si bien se trata de mecanismos diferentes, otra vez acecha una importante perturbación atmosférica. Esta cruzará el territorio nacional desde la Patagonia hasta el Litoral, con un importante impacto sobre la región núcleo. Lluvias generalizadas y acumulados significativos que podrían superar los 70 milímetros vuelven a ser pronosticados como hace un año atrás”, detalla el trabajo.

Hoy, por tonelada de soja con entrega hasta el lunes/martes, las fábricas propusieron $ 3650 por tonelada para la zona del Gran Rosario, $ 50 más que ayer. La misma mejora se registró para las operaciones hechas con entrega contractual (dentro de los 30 días), dado que los interesados pagaron 3550 pesos. Si bien no hubo ofertas abiertas por la mercadería de la nueva cosecha, se habrían convalidado valores cercanos a los 230 dólares por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja sumaron US$ 2,70 y terminaron la rueda con ajustes de 241,50 y de 246,20 dólares por tonelada.

Para los próximos días, la GEA advierte que entre mañana y el sábado se prevé la entrada en acción un nuevo sistema de precipitaciones que hará su ingreso por el suroeste argentino. “Las zonas afectadas de La Pampa nuevamente estarían atravesándose en el camino de un potente frente, aunque esta vez se espera un desplazamiento más veloz hacia el noreste. En el centro del país las lluvias se estarán generalizando en las próximas 72 horas y, según las condiciones de humedad en las capas bajas de la atmósfera y la circulación, las lluvias pueden adquirir mayor o menor intensidad. De todas maneras, ya se prevén acumulados que localmente pueden superar los 50 milímetros. El centro de la región pampeana tiene fuertes chances de que se prolongue el paso del temporal”, detalla el reporte.

En líneas generales, los climatólogos prevén lluvias por encima de los registros normales para las próximas dos semanas en buena parte de las zonas agrícolas de la Argentina. De su magnitud dependerá el impacto sobre el avance de las tareas de cosecha y sobre toda la cadena logística, que va del campo a las terminales portuarias.

Maíz y trigo

La tónica alcista externa de los precios también favoreció hoy a los cereales. En efecto, los contratos mayo y julio del maíz en Chicago sumaron US$ 0,68 y 0,69, al terminar la rueda con ajustes de 143,59 y de 146,65 dólares por tonelada. La previsión de una menor siembra estadounidense del grano grueso en la nueva campaña y la especulación con demoras en la implantación como consecuencia de lluvias en el Medio Oeste fueron los factores alcistas de la jornada.

En el mercado local los exportadores volvieron a ofrecer $ 2300 por tonelada de maíz disponible para el Gran Rosario y $ 2250 para Necochea, mientras que para Bahía Blanca propusieron 2350 pesos, 10 menos que ayer. La mercadería con entrega en mayo se cotizó entre 150 y 153 dólares por tonelada.

Las posiciones abril y julio del maíz en el Matba subieron US$ 1,50 y 0,50, mientras que sus ajustes fueron de 152,50 y de 143,50 dólares por tonelada.

Acerca del trigo, en la Bolsa de Chicago los contratos mayo y julio sumaron US$ 1,01 y 0,92, en tanto que sus ajustes fueron de 157,91 y de 162,59 dólares por tonelada. En Kansas, las mismas posiciones aumentaron US$ 1,19 y 1,29 al terminar la jornada con valores de 156,16 y de 160,94 dólares.

Durante la rueda, la consultora Informa Economics estimó la cosecha de trigos de invierno de los Estados Unidos en 34,97 millones de toneladas, por debajo de los 45,51 millones recolectados en la campaña precedente. Cabe destacar que estas variedades representan poco más del 70% de la producción total de trigo estadounidense.

En el nivel local, los exportadores pagaron $ 2480 por tonelada de trigo para Necochea y $ 2400 para el Gran Rosario, sin cambios, mientras que para Bahía Blanca ofrecieron $ 2430 por tonelada, $ 20 menos que ayer. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos propusieron entre 2350 y 2900 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo de la cosecha 2017/2018 se mantuvo estable, dado que los compradores ofrecieron 155 dólares por tonelada para todas las terminales. En el Matba, la posición julio del cereal sumó US$ 0,30 y cerró con un ajuste de 169,50 dólares por tonelada, en tanto que el contrato enero bajó US$ 0,50 al terminar la jornada con un valor de 159,50 dólares.

LA NACION/ RURAL

Deja un comentario