El precio del maíz argentino volvió a subir por el “efecto ballottage”

Los exportadores ofrecieron US$ 145 por tonelada de cereal de la próxima cosecha en Rosario y en Bahía Blanca, 5 dólares más que anteayer; en dos ruedas aumentó un 11,5%

maiz

r segunda rueda consecutiva, los precios del maíz argentino se cotizaron en alza ayer en el mercado disponible y en la plaza de futuros agrícolas, en una continuidad del denominado “efecto ballottage” que, según la perspectiva de los operadores, encuentra en buena posición al candidato a presidente por el espacio Cambiemos, Mauricio Macri, que entre sus promesas de campaña ponderó la eliminación de los derechos de exportación a los cereales (maíz y trigo) y del sistema de ROE Verdes.

Como en la rueda precedente, el maíz de la próxima cosecha fue el más beneficiado por la tónica alcista, dado que los exportadores pagaron 145 dólares por tonelada de cereal con descarga en la zona del Gran Rosario y en el puerto de Bahía Blanca entre abril y mayo, 5 dólares más que anteayer. Así, en sólo dos jornadas el grano grueso 2015/2016 se apreció en un 11,5 por ciento.

El maíz para entrega inmediata se negoció a 1100 pesos por tonelada para San Martín, General Lagos, Arroyo Seco y para Bahía Blanca, sin cambios, mientras que se cotizó a 1150 pesos para Ramallo, con una mejora de 50 pesos.

La suba de los precios del maíz argentino tuvieron el mérito ayer de registrarse pese a las bajas externas. En efecto, las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron quitas de US$ 1,77 y de 1,47 sobre los contratos diciembre y marzo del cereal, cuyos ajustes fueron de 149,60 y de 153,44 dólares por tonelada. Durante la rueda los fondos de inversión liquidaron unos 10.500 contratos, equivalentes a poco más de 1,33 millones de toneladas.

Entre los fundamentos bajistas se destacó el avance de la cosecha de los Estados Unidos, que progresó sobre el 75% de la superficie apta, y el rumor sobre una importación de maíz brasileño, ante la reticencia a vender de los productores estadounidenses.

Acerca de la soja, en la plaza doméstica las fábricas pagaron $ 2300 por tonelada disponible para las terminales de la zona del Gran Rosario, sin cambios, y $ 2200 para Bahía Blanca y para Necochea, 50 pesos más que anteayer. El FAS teórico de la oleaginosa, que a diario es fijado por el Ministerio de Agricultura, ayer fue de 2018 pesos.

No hubo propuestas abiertas por soja de la próxima cosecha, aunque los valores rondarían los 220/225 dólares por tonelada. En el Matba, las posiciones noviembre y mayo sumaron US$ 1,30 y 0,50, en tanto que sus ajustes fueron de 245,30 y de 228,50 dólares.

Luego de tres ruedas negativas consecutivas, los precios de la soja cerraron ayer con leves subas en Chicago, donde los contratos noviembre y enero recuperaron US$ 2,30 y 2,39 al terminar la jornada con valores de 327,48 y de 327,39 dólares por tonelada, valores que siguen en el nivel más bajo desde 2009. Fuentes del sector comercial atribuyeron el repunte parcial a “compras de oportunidad” de los fondos de inversión y de los comerciales (exportadores e industriales).

Respecto del trigo, los exportadores ofrecieron ayer 1350 y 1462 pesos por cereal de calidad para San Martín y para Bahía Blanca, en tanto que asignaron entre 1030 y 1050 al cereal condición cámara. Por su parte, los molinos pagaron entre 1250 y 1450 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo de la nueva cosecha se mantuvo estable, dado que los compradores ofrecieron US$ 145 y 140 por cereal de calidad para Bahía Blanca y para Rosario. En el Matba, la posición enero bajó US$ 0,30 y cerró con un ajuste de US$ 154,50, en tanto que el contrato marzo sumó US$ 1,70 y terminó la rueda con un valor de US$ 167,50.

Deja un comentario