El voto del campo se distanció del oficialismo y optó por Macri

En varios distritos de Buenos Aires, el sur de Santa Fe y de Entre Ríos y el este de La Pampa se impuso Cambiemos, que fue también segunda fuerza en Córdoba, detrás de UNA

cc110815e008i26.jpg_1328648940

 

 

 

 

El voto del campo en varios centros agrícolas del país se distanció del oficialismo y así el Frente para la Victoria (FpV) perdió en varios distritos en Buenos Aires, Córdoba y las regiones sur de Santa Fe y Entre Ríos, y algunos al este de La Pampa. Se trata de las principales provincias productoras de granos del país. Suman producción ganadera y avícola, y economías regionales.

 

Según el titular de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, el oficialismo perdió varios distritos donde “la ruralidad” votó al kirchnerismo en 2011.

 

Con el 95% de las mesas escrutadas, el ganador en Buenos Aires fue el candidato presidencial del FpV, pero una gran cantidad de distritos de la provincia quedó ‘teñida’ por el frente Cambiemos, en el que se impuso como candidato presidencial Mauricio Macri, lo que impulsó también a María Eugenia Vidal a ser la candidata más votada para la gobernación, aunque no superó a la suma de la interna kirchnerista. Tandil, Trenque Lauquen, Saladillo, Pergamino, Nueve de Julio, General Villegas y Coronel Dorrego son algunos de los distritos en los que Cambiemos se impuso por diferencias de entre 10 y 30 puntos sobre el FpV. Fueron pocas las zonas productoras en las que se invirtió la ecuación, como Salto y Pehuajó, entre otras.

 

Córdoba se pintó del color de UNA, que se impuso en casi todos los distritos con un margen superior al 40% de los votos. Cambiemos fue, mayoritariamente, la segunda fuerza, con excepción de cuatro distritos –Río Primero, Capital, General San Martín y General Roca– donde ocupó el primer puesto.

 

En Santa Fe, donde el FpV le sacó sólo un punto de diferencia en las PASO al frente Cambiemos, los distritos del sur fueron los más inclinados a votar por la alianza que consagró a Macri, que se imponía en General López, Caseros, Belgrano, San Martín y Las Colonias. Esta provincia es la más propensa a cambiar de color en las próximas elecciones.

 

Por su parte, en Entre Ríos, donde a nivel provincial el FpV ganó por un margen menor a los cinco puntos, los sureños departamentos de Gualeguaychú, Gualeguay, Victoria, Tala, Nogoyá, Diamante y Paraná votaron mayoritariamente al frente Cambiemos, mientras que UNA se quedó con Villaguay.

 

En La Pampa, donde el FpV ganó más cómodo, con 13 puntos de diferencia, Cambiemos se impuso en seis distritos.

 

Otras provincias con producción agropecuaria en los que el FpV perdió fueron Mendoza, donde se impuso Cambiemos, y San Luis, donde ganó la alianza Compromiso Federal, de Adolfo Rodríguez Saá.

 

A diferencia de estas provincias, en Chaco, donde los productores se manifiestan en las rutas desde hace varios días, el FpV se impuso en todos los distritos por una brecha, en general, mayor a los 20 puntos.

 

En Salta, donde recrudeció el conflicto agropecuario, el FpV ganó en todos los departamentos, menos en dos, donde por un corto margen se impuso la alianza UNA, que fue la segunda fuerza provincial en la amplia mayoría de los distritos, impulsada por la figura del candidato a vicepresidente de Sergio Massa, Gustavo Sáenz.

 

cc110815e008i26.jpg_1328648940

El voto del campo en varios centros agrícolas del país se distanció del oficialismo y así el Frente para la Victoria (FpV) perdió en varios distritos en Buenos Aires, Córdoba y las regiones sur de Santa Fe y Entre Ríos, y algunos al este de La Pampa. Se trata de las principales provincias productoras de granos del país. Suman producción ganadera y avícola, y economías regionales.

Según el titular de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, el oficialismo perdió varios distritos donde “la ruralidad” votó al kirchnerismo en 2011.

Con el 95% de las mesas escrutadas, el ganador en Buenos Aires fue el candidato presidencial del FpV, pero una gran cantidad de distritos de la provincia quedó ‘teñida’ por el frente Cambiemos, en el que se impuso como candidato presidencial Mauricio Macri, lo que impulsó también a María Eugenia Vidal a ser la candidata más votada para la gobernación, aunque no superó a la suma de la interna kirchnerista. Tandil, Trenque Lauquen, Saladillo, Pergamino, Nueve de Julio, General Villegas y Coronel Dorrego son algunos de los distritos en los que Cambiemos se impuso por diferencias de entre 10 y 30 puntos sobre el FpV. Fueron pocas las zonas productoras en las que se invirtió la ecuación, como Salto y Pehuajó, entre otras.

Córdoba se pintó del color de UNA, que se impuso en casi todos los distritos con un margen superior al 40% de los votos. Cambiemos fue, mayoritariamente, la segunda fuerza, con excepción de cuatro distritos –Río Primero, Capital, General San Martín y General Roca– donde ocupó el primer puesto.

En Santa Fe, donde el FpV le sacó sólo un punto de diferencia en las PASO al frente Cambiemos, los distritos del sur fueron los más inclinados a votar por la alianza que consagró a Macri, que se imponía en General López, Caseros, Belgrano, San Martín y Las Colonias. Esta provincia es la más propensa a cambiar de color en las próximas elecciones.

Por su parte, en Entre Ríos, donde a nivel provincial el FpV ganó por un margen menor a los cinco puntos, los sureños departamentos de Gualeguaychú, Gualeguay, Victoria, Tala, Nogoyá, Diamante y Paraná votaron mayoritariamente al frente Cambiemos, mientras que UNA se quedó con Villaguay.

En La Pampa, donde el FpV ganó más cómodo, con 13 puntos de diferencia, Cambiemos se impuso en seis distritos.

Otras provincias con producción agropecuaria en los que el FpV perdió fueron Mendoza, donde se impuso Cambiemos, y San Luis, donde ganó la alianza Compromiso Federal, de Adolfo Rodríguez Saá.

A diferencia de estas provincias, en Chaco, donde los productores se manifiestan en las rutas desde hace varios días, el FpV se impuso en todos los distritos por una brecha, en general, mayor a los 20 puntos.

En Salta, donde recrudeció el conflicto agropecuario, el FpV ganó en todos los departamentos, menos en dos, donde por un corto margen se impuso la alianza UNA, que fue la segunda fuerza provincial en la amplia mayoría de los distritos, impulsada por la figura del candidato a vicepresidente de Sergio Massa, Gustavo Sáenz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.