En dos años los exportadores de granos invertirán más que en los ocho años de Cristina Kirchner

Suman 1700 millones de dólares, contra 1230 millones en el Gobierno de la ex jefa de Estado

Resultado de imagen para inversiones en el campo

La cámara que agrupa a las empresas que integran el complejo oleaginoso-cerealero anunció que entre las inversiones realizadas el año pasado y las que están en curso en 2017 el sector invirtió US$ 1700 millones.

Ese monto, dado a conocer por la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (Cec), supera todo lo destinado por las empresas del rubro en los ocho años que gobernó Cristina Kirchner. En rigor, entre 2007 y 2015 desembolsaron la suma de US$ 1230 millones. Ahora en solo dos años se invirtió más.

“En los últimos dos a tres años del gobierno anterior las inversiones bajaron sustancialmente”, expresó Alberto Rodríguez, presidente de Ciara-Cec.

Como ocurre con otros sectores empresarios, los exportadores hoy también tienen el foco de atención en el resultado de las próximas elecciones legislativas, aunque el ejecutivo buscó restarle dramatismo.

“Hay preocupación en cómo puede ser el resultado”, dijo y luego precisó que esa preocupación es “de ciudadano de cómo va a seguir la política hacia adelante”. Rodríguez indicó que se trata de “una elección de medio término” y que “distinto sería si es una elección presidencial”.

Para los exportadores, el punto clave es si un gobierno interviene o no en el mercado como ya lo hizo Guillermo Moreno, que “se atribuyó y manejó las exportaciones de trigo y maíz”.

En este sentido, en este negocio no esperan una intervención del actual gobierno. “Eso no lo vamos a ver en los dos o tres años” que restan de Gobierno.

Además de un factor “político”, en Ciara-CEC sostienen que las inversiones tienen que ver con “las posibilidades” del país. Esas inversiones de 2016 y en curso en 2017 por las empresas, cuyos nombres no obstante no se informaron, son en originación y almacenamiento de granos, en plantas en los puertos, en facilitar la carga y descarga por barcazas que bajan desde la hidrovía (en 2016 se abrió la importación temporaria de países vecinos, que estuvo en menos de un millón de toneladas de soja pero podría superar los dos millones) y en playa de camiones para agilizar la logística. Vale recordar que en plena cosecha entran en las terminales de Rosario de 8000 a 10.000 camiones por día.

Entre enero y noviembre de 2016, de los diez productos más vendidos por la Argentina seis fueron del complejo cerealero-oleaginoso. El primer lugar fue para la harina de soja con 9244 millones de dólares, el 17,4% del total exportado en ese lapso.

En tanto, en todo 2016, sobre exportaciones totales del país por 57.700 millones de dólares, el sector cerealero-oleaginoso representó el 44,6% de ese monto. Ese porcentaje sube al 46,7%, o unos US$ 27.000 millones, al incluir también al biodiésel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.