“En los últimos 20 años, se cerraron casi 3 tambos por día”

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó en el Senado de la Nación un trabajo que plantea posibles soluciones para paliar la crisis que atraviesa el sector lechero.

Bajo el lema “Al rescate de la leche”, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó ayer en el Senado de la Nación un trabajo que plantea posibles soluciones para paliar la crisis que atraviesa el sector lechero.

El trabajo fue presentado en la Comisión de Agricultura que preside el dirigente rural Alfredo Deangeli y participaron en la reunión, las entidades agropecuarias CRA, Federación Agraria, Coninagro y Sociedad Rural, la Asociación de Productores Lecheros y tambiénla Mesa Nacional de Productores.

“En los últ imos 20 años, se cerraron casi 3 tambos por día”, argumenta David Miazzo, economista de FADA y quien se encargó de hacer la presentación en el Congreso. Esta es la cara visible de una crisis que obedece a una cuestión coyuntural dada por un problema internacional de menor demanda y precios deprimidos: la mitad respecto del nivel que tenían hace 3 años. A esto se sumó, a nivel local, la crisis climática y otros problemas estructurales que van desde caminos rurales hasta industrias que son menos eficientes que la de los países competidores”, explica el economista.

“Hoy un operario produce mil litros de leche en el día, cuando el promedio ideal es de 2.500 a 3.000.

Otro problema es que se trata de un mercado poco transparente”, según Miazzo.

“En la relación tambo-industria casi no existen los contratos y tampoco precios pizarra o de referencia en tiempo real”, añadió. “Por eso los productores se quejan de que es muy alto el perjuicio que les genera no conocer los precios de la producción cruda en el tambo ya que no hay un precio pizarra y el productor se entera al mes siguiente lo que le van a pagar”, dice.

Actualmente, el productor percibe a razón de $ 4,60 el litro de leche, mientras en la góndola, el sachet de leche entera cuesta entre 13 y $ 17,50.

Frente a este diagnóstico, FADA reclutó un puñado de propuestas.

Entre ellas, generar información para el productor en cuanto a los precios (de referencia); que la compra- venta de leche cruda se realice con contratos que cumplan ambas partes. “Esto le daría transparencia y previsibidad al mercado”, según FADA. Otra idea es la conformación de un fondo anticíclico (aporta en épocas de precios altos y los productores reciben en épocas de precios bajos). “Otro punto es desarrollar mercados internacionales con una estrategia comercial y sanitaria más agresiva, para favorecer la exportación”. Ya que sólo el 25% de la producción se exporta.

Según Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL) el precio que necesitaría Argentina para mejorar la competitividad debería estar en el orden de U$S 3.300 la tonelada de leche en polvo, que hoy está en U$S 2.700/2.800. No obstante, según su visión la situación empezó a mejorar en julio: “El 2017 viene con un escenario mucho mejor que el vivido”, auguró.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.