Encuentro Monitoreo: En Córdoba las Buenas Prácticas Agrícolas son una realidad

El 13° Encuentro Nacional de Monitoreo Nacional de Plagas, Enfermedades y Malezas sirvió de escenario de trabajo para los interesados en aherir al Programa Provincial de Buenas Prácticas, donde los productores, además del reconocimiento social, reciben un beneficio económico si hacen bien las cosas.

monitoreo

En forma inédita Córdoba se convirtió en la primer provincia en lanzar un Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias. El gobernador Juan Schiaretti dio un paso firme para apuntalar la iniciativa y dispuso un fondo de $70 millones para los productores que se adhieran y cumplan con los protocolos establecidos.

“En tiempos en los que escuchamos hablar mucho del bajo nivel de comunicación entre el campo y la ciudad, que los productores hagan bien las cosas en el campo es un buen puente con el resto de la sociedad y es un objetivo cumplido desde que decidimos pasar a la acción”, explicaba Marcos Blanda, Director de Producción Agrícola del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba, durante las charlas brindadas en el Encuentro de Monitoreo. Y es que la cita técnica oganizada por Halcón en la Ciudad de Córdoba le permitió a todos los productores que realizaron un taller, acreditar 4 horas de la práctica de capacitación -además de la charla de Buenas Prácticas-, para obtener el certificado de BPA que pide el Programa.

“Lo interesante de este Programa, que sabemos es apenas el primer escalón de una escalera en cuanto a exigencias, es que el productor percibirá un beneficio económico en función de las actividades que acredite y el Ministerio valide; porque cada dato será confirmado”, agregó Blanda al explicar que se cruzarán datos con organismos provinciales y nacionales, además de apelar a imágenes satelitales y otros tipos de herramientas tecnológicas. “Todo apunta a que no haya papeles ni certificados en papel, sino que todo sea en digital y que incluso lo pueda realizar el asesor del campo”, simplificó Blanda.

El Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA’s) tiene como metas principales conservar el suelo, manejar de manera eficiente el agua, innovar tecnológicamente, disminuir los impactos de las actividades y producir protegiendo los recursos naturales. Dentro de esta enumeración de prácticas de adhesión voluntaria, las capacitaciones certificadas son parte de los requisitos, y además suman montos fijos al cálculo de beneficios que recibe la Unidad de Manejo, que debe definir el productor y deberá elegir de maneravoluntaria las prácticas que implementará. 

Cada una de las siete prácticas agropecuarias incluidas dentro del esquema del programa tendrá sus beneficios. Algunas tienen montos fijos y otras variables, y también dependerá del tamaño de la unidad de manejo (cantidad de hectáreas). De esta manera se logra una distribución mayor para los productores de menores superficies por Unidad de Manejo.

“Además del reconocimiento económico que el productor percibirá a fin de año; recibirá la validación de que dicho productor ha realizado las buenas prácticas y finalmente, un cartel para el establecimiento porque creemos que es bueno que los que están fuera del campo sepan que ese productor hace bien las cosas”, agregó Blanda. 

 Hacia el final de la web (www//bpa.cba.gov.ar) en la que se consignan todos los pasos para cumplimentar la iniciativa, Blanda comentó que existe una calculadora que permite anticipar cuánto suma cada práctica. A modo de ejemplo citó que “Si un productor cumple con una o con siete de estas prácticas, podrá llegar a cobrar por transferencia bancaria hacia fin de año entre $10.000 a $70.000, aproximadamente, dependiendo la cantidad de prácticas que realice”, indicó.

Deja un comentario