Especialista brasileño asegura que la Tecnología Bt podría perderse por Resistencia.

“Si no se hace algo pronto, en dos o tres años puede desaparece la tecnología Bt en Brasil”, aseguró categórico el Dr. Celso Omoto en el 12 Encuentro Nacional de Monitoreo y Manejo de Plagas, Malezas y Enfermedades que se desarrolló en el Centro de convenciones del Hotel Quórum, en la ciudad de Córdoba. “Infelizmente algunas tecnologías como Hérculex, Maizgard y ahora las tecnologías con más de una proteína que llamamos eventos piramidales que están perdiendo la efectividad del 100 por ciento por los problemas de resistencia. Si no hacemos algo tenemos grandes chances de perder la tecnología en 2 años”, alertó.

001

Consultado acerca de cuáles serían los posibles pasos a seguir para evitar esta salida drástica, Omoto destacó los esfuerzos que están haciendo en Brasil. “Estamos trabajando mucho con un proyecto educacional para el entrenamiento de productores y consultores sobre la importancia del manejo de refugios y manejo de insecticidas, dentro del contexto de un Manejo a Integrado de Plagas (MIP). Nuestro camino en lo educacional es tratar a la tecnología Bt como una herramienta más dentro de un programa de MIP”.

En consideración de Omoto que analiza a fondo la problemática de resistencia “Los productores deben estar atentos a realizar un monitoreo de plagas, a aplicar insecticidas, maximizar los agentes de control biológico y no considerar a los transgénicos como LA solución al problema de plagas. La aparición de las nuevas tecnologías de BT, en algodón, maíz y soja con más de una proteína nos deja ver que hay luz en el fondo del túnel. Para eso se necesita del entrenamiento de productores y asesores, y preferentemente que hubiera una reglamentación para preservar esa importante herramienta en los programas de MIP.

003

Respecto del tema de la resistencia en sí mismo, para Omoto si bien es un problema global, se ha profundizado más en Sudamérica por las condiciones climáticas y por los tipos de cultivos. “Con las condiciones tropicales que tiene la producción de Brasil la presión de selección de individuos resistentes es mucho mayor si se compara con EEUU, Australia e incluso Argentina. En climas templados, los cultivos permanecen 6 meses hasta cosecha, lo que posibilita cuidar mucho mejor el manejo de la resistencia. En cambio en Brasil, plantamos todo el año. Se hacen 3 cultivos en 12 meses entonces estamos perdiendo tecnologías en dos o tres años, mucho más rápido que los insecticidas que los perdemos en 6 o 7 años”,  indicó.

011

Deja un comentario