ESTIMAN SEVERAS PÉRDIDAS DE TRIGO EN ZONA NÚCLEO SUR Y CUENCA DEL SALADO.

Un importante volumen de precipitaciones acumuladas desde inicios de mes, ha provocado anegamiento de extensas áreas sobre gran parte del sector este y noreste de Buenos Aires, centro y sur de Santa Fe y también en sectores de Entre RíosVarias localidades de estas regiones acumularon durante los primeros 10 días de agosto precipitaciones por encima de los 300 mm, afectando en mayor medida campos bajos o próximos a los cursos de agua, que en la actualidad se encuentran totalmente desbordados. Si bien aún es imposible cuantificar las pérdidas sobre el área implantada con trigo, debido a que el frente de tormenta aún no finalizó y en paralelo muchos productores no pueden ingresar a sus campos; si podemos prever que las regiones más comprometidas y en donde se registra el mayor porcentaje de pérdidas, son nuestras zonas Núcleo Sur y Cuenca del Salado. Ambas zonas aportan en conjunto poco menos de 300.000 hectáreas sembradas, cifra que equivale al 8 % de las 3.700.000 hectáreas implantadas a nivel nacional durante la campaña en curso.

053

Específicamente algunas localidades de la región Núcleo Sur presentaban napas freáticas con niveles elevados desde hace varios meses, incluso con ambientes bajos anegados que en su momento restringieron la siembra de cereales de invierno. Al presente informe y luego de haber acumulado en algunos casos precipitaciones por encima de los 300 mm en poco más de diez días, la situación de la región es crítica. Durante los días previos se relevaron extensas áreas anegadas como consecuencia al afloramiento de las napas freáticas o el desborde de ríos, situación que se vio agravada por el fenómeno climático de sudestada que afecta actualmente a la desembocadura del Río de la Plata. En este contexto es alta la probabilidad de que los lotes afectados no se recuperen rápidamente y en consecuencia las pérdidas sobre el área implantada con trigo en las zonas afectadas podrían ser significativas. En paralelo, la región Cuenca del Salado también registró lluvias abundantes en un acotado periodo de tiempo, que generaron inundaciones en ambientes bajos y desborde de ríos. Si bien el área implantada en esta región es significativamente menor en comparación al Núcleo Sur, es probable que varios lotes sembrados registren pérdidas totales o parciales durante los próximos días.

Hacia la región Núcleo Norte, las lluvias acumuladas durante los días previos oscilaron entre 50 y 140 mm. En esta zona se relevaron anegamiento de campos en periferia a las localidades de Alejo Ledesma, Las Rosas y Villa Eloisa, mientras que sobre el resto de la zona prevalece una condición de exceso hídrico que afecta actualmente al cultivo en sus etapas aún de macollaje.

Por otra parte, estos frentes de tormenta también aportaron precipitaciones que repusieron humedad necesaria sobre amplios sectores del oeste y sudoeste de Buenos Aires (5 a 50 mm), Centro-Norte de Córdoba (20 a 70 mm) y Santa Fe (30 a 70 mm) y en las provincias del norte del país que conforman nuestras regiones NOA (5 a 25 mm) y NEA (25 a 60 mm). En contraposición, sectores del norte de La Pampa y sudoeste de Córdoba no registraron lluvias y la condición hídrica en lotes de trigo continúa agravándose a medida que pasan las semanas.

Puntualmente en la región NOA la condición hídrica de los cuadros mejoró oportunamente, dado que la mayor parte del área sembrada se encuentran transitando etapas de generación de rendimiento, altamente sensibles al déficit hídrico (encañazón). No obstante, la falta de humedad registrada hasta la semana pasada podría haber afectado el rendimiento en lotes más adelantados y que habían iniciado su encañazón bajo condiciones adversas. En la región NEA la recuperación hídrica también fue muy oportuna, dado que una parte importante del área sembrada también transita encañazón, mientras que una menor proporción de lotes aún se encuentra macollando. La condición del cultivo varia de buena a muy buena y las primeras expectativas de rinde oscilan entre 15 y 22 qq/Ha.

En Córdoba, el Centro-Norte de la provincia también recuperó humedad de forma oportuna. Si bien los cuadros implantados en esta región aún no transitan etapas críticas, la falta de buenas condiciones registrada hasta la semana previa ponía en duda la continuidad del cultivo. Es importante recordar que la mayor parte del área implantada en esta región cumpliría únicamente la función de cultivos de cobertura y en consecuencia el nivel de tecnología aplicada es bajo, pese a ello las lluvias acumuladas durante los días previos mejoraron la condición del cultivo y sus expectativas a cosecha. Similar panorama se relevó sobre el Centro-Norte de Santa Fe, en donde la mayor proporción de lotes implantados se encuentra aun macollando, manteniendo una muy buena condición del cultivo.

COSECHA DE MAÍZ

La recolección de maíz con destino grano comercial cubrió el 91,1 % de la superficie apta, registrando un rendimiento promedio de 80,7 qq/Ha y permitiendo acumular un volumen parcial de 24,1 MTn en chacra. El avance intersemanal fue de 6,7 puntos porcentuales, registrándose los mayores progresos en el norte del área agrícola nacional. En comparación al ciclo previo, la recolección registra un adelanto de 2,7 puntos. El avance de las cosechadoras continúa brindando rendimientos que superan las expectativas iniciales, fundamentalmente en sectores del NEA. Frente a este panorama mantenemos nuestra proyección de producción en 26.000.000 de toneladas para la campaña en curso.

Durante los últimos días, las lluvias registradas en amplios sectores del territorio nacional provocaron una pausa en las labores de recolección del cereal. Este fenómeno climático genera un aumento en la humedad de los cuadros todavía en pie y, por otro lado, dificulta la trilla por falta de piso en sectores anegados o con presencia de napas altas. Nuestro informe agroclimático estacional, pronostica que continuarán las condiciones atmosféricas inestables en este final del invierno. De concretarse este panorama, la cosecha se extendería hasta principios de septiembre, momento donde comenzara en paralelo la siembra de la nueva campaña 2015/16.

Hacia el norte de la región agrícola las labores de recolección continúan siendo fluidas. Las mismas están impulsadas por la óptima humedad de los granos, que han generado las elevadas temperaturas registradas durante las últimas semanas. En la zona del NOA, se ha cosechado el 63 % del área apta, registrando un avance intersemanal de 17,8 puntos porcentuales. El rinde medio se ubica en torno a los 69,7 qq/Ha, acumulando una producción en chacra de 970 mTn. En paralelo, sobre la región NEA se ha recolectado el 69,4 % de la superficie, con un rinde promedio de 65,2 qq/Ha. En el Centro-Norte de Santa Fé se ha recolectado el 96,2 % del área, con un rendimiento promedio de 76,5 qq/Ha. A la fecha, estos niveles de avance permiten acumular una producción parcial de 956 mTn.

Durante la última semana se relevaron importantes progresos en la recolección sobre parte de la provincia de Córdoba. En la región Centro-Norte de Córdoba se ha recolectado el 92 % de la superficie apta, con un rinde promedio de 82 qq/Ha. En el Sur de Córdoba se ha cosechado el 92,8 % del área, obteniendo un rendimiento promedio de 75,1 qq/Ha. El avance intersemanal se ubicó en 1,2 %. Al presente informe, este avance permite acumular una producción parcial de 2,6 MTn. Sobre las zonas del Núcleo Sur y Norte, las labores de cosecha se encuentran ralentizadas por las precipitaciones registradas, solo restan cosechar lotes puntuales ubicados en zonas de relieve plano.

 

Deja un comentario