Estudio revela que la huella de carbono del Maíz es menor que la estimada.

El Maíz tiene ventajas respecto a otros cultivos a la hora de hablar de sustentabilidad a lo largo de todo su proceso productivo y aún cuando participa en muchos proyectos de agregado de valor.

  011

Esto ha quedado demostrado en una iniciativa pionera en el país, donde la Asociación de Maíz Argentino (Maizar) presentó, por primera vez, un estudio sobre la “Huella de Carbono” de la cadena de valor de cuatro productos: maíz convencional, maíz flint, almidón de maíz y bioetanol. A partir de este estudio, se conoció un dato contundente: el maíz argentino emite solo un tercio de los gases con efecto invernadero que se estimaba.

   Esta conclusión es muy importante porque la Huella de Carbono representa la sumatoria de los gases de efecto invernadero, emitidos directa o indirectamente, como consecuencia de la producción, el procesamiento y las fases de transporte y comercialización del producto. De esta forma, la menor magnitud de esta Huella ayuda ante las exigencias ambientales que tienen los países importadores del maíz local.

   012

Según detalla el trabajo, para el maíz convencional se postulaba, teóricamente, una emisión de 170 kilos de equivalente dióxido de carbono por tonelada de producto cuando, ahora, se sabe que es, precisamente, de 69 kilos.

Carmen Virasoro, abogada y quien lideró al equipo de profesionales argentinos y del exterior que trabajó en esta medición, manifestó que, “estos datos son un importante punto de partida para determinar planes de acción y de mejora para bajar la Huella. Así, las empresas o las industrias agropecuarias conociendo lo que emiten pueden ajustar prácticas de manejo o en el uso de fuentes de energía para mitigar el impacto ambiental”.

Además, la experta sostuvo que este avance está asociado con el compromiso que asumió Argentina en la Cumbre de Cambio Climático, de disminuir la emisión de gases con efecto invernadero en la producción agropecuaria.

Como parte del equipo que efectuó las mediciones en lotes comerciales de maíz estuvo Gervasio Piñeiro, investigador de Facultad de Agronomía (UBA), y quien también aportó su opinión. El experto coordina la “Red de Oxido Nitroso”, otro gas de efecto invernadero que emite el maíz, el cual se convierte en equivalentes de dióxido de carbono. Piñeiro comenta que cereal tiene sus picos de emisión en la emergencia y la fertilización, lo cual coincide con el momento de mayor temperatura, disponibilidad de agua y nitrógeno disponible en los suelos.

El experto agrega que para mitigar las emisiones,debe tenerse en cuenta la fuente, el momento, la dosis y el lugar de aplicación de fertilizante. “El objetivo es bajar la disponibilidad de nitrógeno al momento en el que cultivo emite menos”, concluye.

Fuente: Clarín.

Deja un comentario