ETAPA FINAL EN LA SIEMBRA DE TRIGO: DE IMPLANTARSE LO PENDIENTE SE PODRÍAN CUBRIR 4,4 MILLONES DE HA.

Con un avance de siembra del 93%, el trigo 2014/2015 va entrando en la última etapa de implantación. Si bien, en términos interanuales, el área triguera crecería en un 16,5% a escala nacional, queda pendiente el desafío de cubrir casi 300.000 ha en el sudeste bonaerense triguero antes que cierre agosto. La persistencia de clima más seco hace prever que se cumplan los planes de siembra. Lo que resulta difícil es adicionar mayor área ya que el potencial de suba en esta zona está acotado por la problemática de excesos hídricos. Se hicieron ajustes al alza sobre Córdoba, adicionando 140 mil ha al área triguera 2014/15.

La campaña actual sigue contrastando notablemente con las condiciones del año pasado. Esta vez todas las regiones están bien provistas de reservas de agua en los suelos y los problemas son los excesos. Se destaca en general que las implantaciones logradas han sido muy buenas, sin problemas destacados de plagas o malezas. El cultivo se desarrolla con buenas a excelentes condiciones en todas las regiones productoras.

siembra.trigo

Trigo 2014/2015

Se realizó un ajuste a la suba en la cifra de la superficie destinada a trigo 2014/2015, respecto de la anterior estimación, aumento equivalente a un 3% y que deja el área en 4,36 millones ha. Si bien hay ligeros recortes en áreas donde las siembras no lograron concretarse respecto de las intenciones de siembra iniciales, el mayor peso en los ajustes obedece a los datos finales de siembra de la provincia de Córdoba.

Allí, se realizó un ajuste importante del área del 33%, con respecto al informe pasado. En la provincia se consideraban 690 mil ha de trigo implantadas para este próximo ciclo 2014/2015 pero nueva información permita ajustar la estimación a 830 mil ha. Esto es un fuerte incremento respecto de las 625 mil ha implantadas en la campaña pasada. La zona que más creció en el cultivo de trigo fue el norte productivo provincial con

aumentos que van de un 20 a un 60%. Las buenas condiciones hídricas, y las altas temperaturas, están permitiendo que los cultivos crezcan con altas tasas de desarrollo, particularmente el foliar. En general, los cuadros están transitando etapas de macollaje.

Por problemas hídricos no se logró cubrir el total de las siembras intencionadas en la provincia de Entre Ríos. De las 310 mil ha de intención inicial de siembra, sólo se concretaron 290.000 ha con trigo. Finalmente, la suba de área sería de un 7% respecto de las 270.900 ha cultivadas en la campaña 2013/2014, de acuerdo con la información brindada por el SIBER, de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

Con la llegada del mes de agosto se fueron aplacando las lluvias que habían predominado sobre la región centro, particularmente sobre la provincia de Buenos Aires, durante julio. Se espera para las próximas semanas una interrupción del ciclo húmedo de lluvias. Si bien habían sido más modestas que en junio, siguieron repitiéndose con frecuencia en distintos sectores de la provincia. Esto es muy importante porque a pesar del notable retraso de la siembra en el sureste por los excesos de humedad, sobre todo en el área tandilense, hay buenas posibilidades de que se logren concretar las labores de implantación. A pesar de que restan tres semanas parar cerrarse la ventana de siembra, con muchos inconvenientes por falta de piso y acceso a los lotes, se espera que el núcleo triguero logre implantar 680.000 ha. En relación con el nivel de siembras del año pasado, esto representaría un aumento de 30.000 ha.

Se puede notar en la imagen de agua en el suelo cómo se mantenían las reservas hídricas en casi toda la región agrícola nacional a fines de julio. A pesar de los serios inconvenientes por excesos hídricos y el alto nivel de napas que aún hoy se mantienen, se destacan las muy buenas reservas del sur, particularmente en el oeste bonaerense y La Pampa, como así también en las zonas del NOA y NEA, contrastando favorablemente con el invierno anterior. La marcha de este atípico invierno, donde prevaleció el tiempo húmedo y las elevadas temperaturas, a pesar de la problemática que ha retrasado las labores de siembra y recolección mantienen en general al cultivo de trigo en buenas a excelentes condiciones en todas las regiones productoras.

cebada

En términos interanuales el área triguera crecería en un 16,5% a escala nacional si bien los guarismos de superficie del trigo 2014/2015 deberán seguir siendo revisados y ver si finalmente se cumplen los planes de siembra en el sudeste bonaerense.

 

Deja un comentario