FAA aclaró que “para los pequeños productores no hay segundo semestre”

Sin un “Bono Verde” de salvataje, ni políticas específicas de promoción de los chacareros y las economías regionales, los problemas se agravan. El Consejo Directivo Central decidió reiterar el pedido de medidas urgentes.

El Consejo Directivo Central de la Federación Agraria Argentina deliberó este martes 10 de mayo en Rosario, en la sede central de la entidad. Tras coincidir en el dramático presente de estas horas en buena parte de las regiones productivas, se señaló: “Para los pequeños productores no hay segundo semestre”.

Los directores federados de todo el país denunciaron que el reciente aumento del gasoil y el desastre causado por las inundaciones terminaron por golpear muy fuerte a miles de familias chacareras y en las economías regionales, que vienen padeciendo hace tiempo las políticas de concentración.

FAA comunicó además que, “de forma urgente demandamos que a grandes males, grandes remedios: para afectados por inundaciones, solicitamos un Bono Verde y un amplio plan de salvataje, con financiamiento directo a cuatro años y un año de gracia a valor producto. También reclamamos la implementación de un Seguro Multiriesgo y las obras necesarias para prever los efectos de los fenómenos climáticos. De lo contrario, para los pequeños productores no hay segundo semestre”.

“Los problemas se agudizan. La quita de retenciones que decidió el gobierno nacional apenas asumió no redundó en beneficios para los pequeños productores. Por el contrario, sigue siendo la escala la que determina la rentabilidad y la posibilidad de ser sustentable. Y para los productores chancheros o tamberos, entre otros, el incremento en el costo de los insumos ha significado un impacto muy duro”, destacó el CDC

Por ello “hemos denunciado y presentado pruebas irrefutables de las posiciones dominantes en la producción y la comercialización de los alimentos. En este marco, hoy adherimos una vez más a la segunda edición de #SuperVacíos junto a la CTA, Consumidores Libres, al Defensor de la Tercera Edad y otras organizaciones sociales, dando visibilidad a que los pequeños y medianos productores no somos formadores de precios sino rehenes de estructuras dominantes, y denunciando abusos en aumentos de precios que perjudican tanto a los agricultores de todas las economías regionales como a los consumidores”, indicó el CDC.

En este sentido, el CDC agregó: “A pesar de las recientes Resoluciones 140 y 147 del Ministerio de Agroindustria de la Nación que establecen que cualquier tipo de control en la comercialización de granos debe ser previamente autorizado por el Estado para que sus efectos sean válidos, Monsanto ilegítimamente y con artilugios propios de las empresas que abusan de sus posiciones dominantes, continúa obligando a la cadena comercial a tomar muestras, entorpeciendo seriamente la libre comercialización de granos en nuestro país.

Por esto, volvemos a solicitar que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, dependiente de la Secretaria de Comercio del Ministerio de la Producción, resuelva con urgencia nuestra denuncia sobre abuso de posición dominante de la empresa, que espera desde 2014 a pesar de las numerosas pruebas presentadas”

Finalmente, se sostuvo: “Los pequeños y medianos agricultores no somos los ganadores,  por el contrario, habiendo transcurrido cinco meses de asumido este nuevo gobierno seguimos sin señales de que vayan a implementarse políticas para revertir la concentración y cambiar la matriz productiva, para dar sustentabilidad, arraigo y garantizar el destino de cientos de miles de familias en el interior, que queremos seguir vinculadas a un modo de vida y a la producción agropecuaria. Eso es lo que hoy está en juego, es mucho más profundo que un problema de rentabilidad.

Deja un comentario