Ford puso a prueba todas las versiones de Ranger

Con el segmento que “arde” por la competencia, el objetivo de la marca es demostrar las cualidades de todas sus versiones, tanto con motor naftero como diésel

Ford Ranger 1

Un total de 13 camionetas, con tres tipos de motorización y equipamiento, fueron protagonistas de un evento organizado por Ford para conocer en la pista todas las cualidades de su producto.

Con la presentación del restyling de la Ranger global, que se lanzó en abril, se pusieron a prueba las versiones tope de gama, especialmente la Limited. Pero ahora, el objetivo de la marca fue demostrar como, cualquiera de sus propuestas, pueden ser utilizadas para atravesar los terrenos más complejos, así se trate del motor más chico o el naftero.

Entre las Ranger que formaron parte del test realizado en la estancia Santa Susana, en Cardales, se pudo elegir la versión XL naftera con motor Duratec 2.5L iVCT de 166CV y 225Nm de torque con 4 cilindros en línea y 16 válvulas, provista de inyección electrónica secuencial multipunto. Su capacidad de carga alcanza los 1473 kg para la cabina simple y 1354 kg para la cabina doble. En ambos modelos, su capacidad de remolque es de 1700kg.

 

Otra opción fue la versión XL diésel, dotada con motor Puma 2.2L TDCi de 125CV y 320Nm de torque. En este caso, su capacidad de carga alcanza los 1142 kg. Y también se volvió a testear la versión con motor Puma 3.2L Duratorq Turbo Diesel de 200CV y 470Nm de torque.

Ranger 2

A lo largo del recorrido en una tosquera de Los Cardales se atravesaron ascensos y descensos, cruces de eje naturales y vadeos, en los cuales se puso a prueba el equipamiento de seguridad y asistencia al manejo de Ranger, que cuenta con control de estabilidad y tracción, distribución electrónica de frenado, asistente de partida en pendiente, control de carga adaptativo y control antivuelco, proporcionando máxima seguridad para todos sus ocupantes. También tiene bloqueo de diferencial trasero al 100% y 800mm de capacidad de vadeo que le permiten superar todo tipo de desafíos.

El segmento de las pick ups es el más activo del mercado. Con ventas que crecen por encima de 2015, y que podrían alcanzar el récord de 2013, la competencia es cada vez más fuerte y todas las marcas están activas.

Así, el objetivo es ganar cada vez más clientes y para eso demostrar que desde la entrada de gama hay productos aptos para fines laborales o para el entretenimiento, ya que muchos compradores la destinan al uso familiar.

Deja un comentario