Gerente de Instituto de Leche de Uruguay analizó en Villa María el Mercado Mundial.

El mercado mundial de lácteos es un escenario que tiene muy direccionada su producción, pues de 674 millones de toneladas de leche producidas, el 70% va a la industria y solo 69 millones de toneladas se comercia libremente y, con el aporte europeo se duplicó este volumen, pero de todos modos vemos que lo que se comercia es residual respecto al volumen asignado para mercados internos.

bagnatto



“En ese reducido mercado interno Nueva Zelanda y Estado Unidos tienen un desempeño sustancial, en un mercado que ha mostrado cierta volatilidad. En 2008, en Uruguay se planeó producción a 45 centavos de dólar y al momento de comerciar lo tuvieron que realizar a 20 centavos”, cuenta el especialista oriental y refrenda: “En Uruguay, en la última crisis tuvimos a la Unión Europea eliminando cuotas y todo lo que hicimos en un escenario tuvimos que salir a buscar nuevos rumbos. Tuvimos dos años de crisis”.

El director ejecutivo del INALE afirmó que el precio al productor en los países ha mejorado y hay una mejor relación alimento-precio, por lo que cree que hay que recuperar oferta. Como dato, señaló que la Unión Europea se recupera, Nueva Zelanda se muestra errática y eso ayuda a tener un mejor precio. Además, EU está fuera de esta conversación y se apoya en un mercado interno fuerte. 

“Esta dinámica -razonó Bagnato- hace que una tonelada de leche en polvo entera en torno a los 3 mil dólares no esté mal. Y si a ello le sumamos que China va recuperando su demanda a ritmo estable (fuera de los picos que exhibió en 2013/2014), pensamos que no es un mal escenario”.

En la región, Uruguay coloca el 60% de sus envíos en Brasil, que mejora su asistencia interna pero también crece su demanda aunque a un ritmo más ralentizado. Otros datos de cierto aliento provienen de una mejora en la demanda del sudeste asiático, de Medio Oriente y de Argelia, que está saliendo al mercado.

Incertidumbres

Las principales incertidumbres del mercado mundial de lácteos ponen en foco a un país y un bloque económico: ¿Qué hará la UE con los stocks de leche con que cuenta? y ¿Qué hará Estados Unidos con sus excedentes?.

Respecto al almacenamiento que realizó Europa no se cree que salga a vender por debajo de los valores de mercado pues podría ser un damnificado de una política de destrucción de precios. Aún más, en el Viejo Mundo se trabaja con políticas públicas que desalientan el aumento de producción. Respecto a Norteamérica no se cree que asuma un rol pernicioso en este escenario mundial.

Otro de los datos vertidos en las 12º Jornadas Nacionales de Lechería realizadas en Villa María es que se han recortado las diferencias en la productividad entre los sistemas estabulados y pastoriles y para ello mostró una serie de trabajos apadrinados desde el Inale que ayudan a fortalecer las chances de los esquemas de bajo costo de las lecherías sudamericanas.
En resumen, de acuerdo a lo expresado por Bagnato, hay cierto optimismo en el mercado a pesar de que el panorama no es claro

En los últimos meses los precios de los commodities lácteos se han mantenido e incluso mejorado en algunos casos. Este comportamiento refleja una situación positiva. 

Sin embargo, el crecimiento de la producción de las principales regiones exportadoras continúa aumentando y el panorama de los precios de los commodities lácteos todavía es débil: 
- La producción en la Unión Europea continúa aumentando (aunque su crecimiento es menor a lo esperado en este comienzo de primavera)
-Se espera una recuperación para el próximo ejercicio en Nueva Zelandia dado que los precios actuales al productor son positivos
-EE.UU., Australia y Argentina, así como el resto de América del Sur continúan también mejorando su producción
-La demanda se ha mantenido razonablemente fuerte, sostenida principalmente por China
-Otros países han estado menos activos, pero se espera un fortalecimiento en la demanda en Medio Oriente y Sudeste Asiático. Algunos compradores especulan con una futura baja de precios, para volver con fuerza al mercado. Pero éstos no tienen suficientes stocks y querrán volver a comprar antes de una eventual suba de precios.

Fuente: TodoAgro

Deja un comentario