Harina de soja: la nueva obsesión de los especuladores chinos

El volumen de transacciones en los contratos a futuro de harina de soja en la Bolsa de Materias Primas de Dalian prácticamente se triplicó en mayo frente a igual mes del año anterior.
  • harina soja nueva obsesion especuladores chinos
    En el puerto chino de Nantong, en la provincia de Jiangsu, otro envío de harina de soya para atender la creciente demanda de proteínas de los consumidores de ese

El mineral de hierro es cosa del pasado. La última fiebre que se ha apoderado de losmercados de futuros en China es una materia prima que se usa para alimentar a las vacas, cerdos y pollos.

El volumen de transacciones en los contratos a futuro de harina de soja en la Bolsa deMaterias Primas de Dalian prácticamente se triplicó en mayo frente a igual mes del año anterior mientras que los precios del contrato de referencia a tres meses registran un alza de 40% este año.

El repunte tiene todas las características de una nueva burbuja en los mercados chinos. Los precios de varias materias primas, incluyendo el mineral de hierro, se dispararon conforme unaofensiva del gobierno obligó a muchos inversionistas a dejar de invertir en acciones. Los esfuerzos del gobierno por aplacar ese entusiasmo han hecho que los inversionistas salgan en busca de nuevos mercados y la agricultura se ha vuelto un lugar propicio.

INTERÉS DE LOS INVERSIONISTAS

“El interés de los inversionistas en los productos de futuros agrícolas está obviamente en ascenso. La harina de soja y la harina de colza combinadas han atraído la mayor cantidad de inversión”, dijo Wang Chengqiang, analista de New Era Futures Co., en Shanghái.

La Bolsa de Dalian, ubicada en el noreste de China, ha fomentado ese interés al introducir el año pasado un descuento a las operaciones que se hacen durante el día en futuros de harina de soja. En mayo se transaron cerca de US$250.000 millones en futuros de harina de soja en Dalian. La cifra equivale a contratos por 600 millones de toneladas de harina de soja, nueve veces lo que China consume al año, según el Departamento de Agricultura estadounidense.

Preocupados por el alza de las transacciones especulativas, luego de que surgieron noticias de una cosecha de soja reducida en América del Sur, el mes pasado la bolsa de Dalian eliminó los descuentos. No dio resultado. El contrato a septiembre de futuros de harina de soja subió 15% en las seis jornadas que culminaron el 2 de junio.

Al contrario de lo que ocurre con el mineral de hierro, cuya cotización se disparó en el mercado chino pese a un aumento del suministro del metal, existe un grano de lógica detrás delauge de la harina de soja.

La harina de soja, es decir lo que queda una vez que se exprime la soja, se usa principalmente como alimento con alto contenido proteínico para animales, y China está aumentando su consumo a medida que sus ciudadanos comen más carne.

DRÁSTICO INCREMENTO EN EL PRECIO DE LA SOJA

El auge de los precios se debe a un drástico incremento en el precio de la soja. A los operadores les preocupa que las fuertes precipitaciones provocadas por El Niño hayan dañado la cosecha del grano en Argentina, uno de los mayores productores del mundo. El Departamento de Agricultura estadounidense estimó la semana pasada que las existencias globales de soja podrían caer 8,3% hacia agosto de 2017.

En Estados Unidos, los precios a corto plazo de los futuros de harina de soja que se transan en el Chicago Board of Trade han subido incluso más que los contratos negociados en China, acumulando un aumento cercano al 55% en lo que va del año.

Aurelia Britsch, directora de commodities de BMI Research en Singapur, indicó que estos avances han sido los motores del mercado. “Tiene más que ver con la especulación en EE.UU. a medida que los fondos de inversión reequilibran sus portafolios en beneficio de las materias primas”, aseveró.

El gran aumento en el volumen de transacciones de harina de soja también refleja el notable ascenso de los mercados chinos de commodities.

La bolsa de futuros de Dalian es el mayor mercado de materias primas del país, donde se transan 16 contratos que cubren desde el hierro hasta el maíz, pasando por los huevos. Actualmente, es el octavo mercado de futuros del mundo por volumen de transacciones, según datos de la Futures Industry Association (FIA).

Los futuros de harina de soja, que se han transado en Dalian desde 2000, ya eran el contrato de materia prima agrícola más popular del mundo el año pasado con más de 300 millones de contratos transados, según FIA. Siete de los 10 mayores contratos de commodities agrícolas del mundo por volumen se negociaron en China el año pasado.

Los mercados chinos de commodities, donde los contratos se hacen en yuanes, sigue estando prácticamente cerrado para los inversionistas extranjeros. Bolsas como la de Dalian no desglosan a los inversionistas por categoría, aunque evidencia circunstancial sugiere la existencia de un alto grado de especulación en las operaciones.

A pesar de los intentos por enfriar el mercado, algunos prevén que los precios de la harina de soja seguirán altos ante su escasez en los mercados globales. Los altos precios del cerdo han generado un gran crecimiento en la cantidad de cerdos en China, lo que trae como consecuencia una mayor demanda de harina de soja para alimentarlos.

Mientras tanto, la decisión del gobierno chino de eliminar este año un piso a los precios que los agricultores pueden recibir por su maíz podría incidir en la cotización de la harina de soja. La medida hizo caer los precios del maíz. Si estos no repuntan, una mayor cantidad de agricultores podrían empezar a plantar soja, lo que elevaría el suministro interno.

“No se puede ignorar lo que está ocurriendo en China porque es un mercado tan grande”, aseveró Michael Underhill, cogestor de portafolio del fondo de inversión RidgeWorth Capital Innovations Global Resources and Infraestructure Fund.

Deja un comentario