INTA Marcos Juárez: La Soja tuvo el más bajo contenido en Proteína en los últimos 21 años.

La característica principal de la presente campaña sojera fue la extremada sequía con altas temperaturas y estrés calórico que afectó al cultivo en la etapa más importante que es la de formación, desarrollo y llenado de grano. Fue el verano más seco en 50 años afectando la productividad y la calidad de los granos, haciendo que las estimaciones de producción nacional estén en alrededor de 21 millones de toneladas menos que la cosecha anterior que fue de 58,5 millones de toneladas. La Bolsa de Comercio de Rosario al 16 de mayo está estimando una producción de 37,03 millones de toneladas.

cosecha de soja mundoagrocba 9585744d99r180417

Los problemas en esta campaña continuaron ya que las sojas tardías y de segunda siembra que sufrieron la sequía y que no pudieron ser cosechadas antes de las lluvias de abril y principios de mayo, luego padecieron los excesos de humedad por el temporal.

Con la persistencia de días sucesivos de alta humedad ambiente y temperaturas cálidas apareció otro problema, el de apertura de vainas, desgrane, brotado y desarrollo de enfermedades con 3 millones de hectáreas comprometidas.

Las principales regiones productoras presentaron mermas en sus rendimientos, estimándose en forma preliminar hasta que finalice la cosecha en todo el país, un rinde promedio nacional en 22,2 qq/ha (BCR, 16/5/18). Los rendimientos fueron casi 10 qq/ha menos que los de las dos últimas campañas, con variabilidad entre zonas y dentro de cada región.

Según la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), sólo la región núcleo muestra promedios interesantes, en torno a 34,5 qq/ha, en soja de primera que pudo aprovechar el agua acumulada en primavera y las napas altas. Las pérdidas más importantes se estiman en soja de segunda en toda la región pampeana. Con registros pluviométricos que acusaron los valores más bajos de los últimos 11 años, produjeron hectáreas perdidas y lotes a cosecharse con rindes entre un 25 a 30% por debajo del ciclo anterior.

Córdoba sería una de las provincias más afectadas, sobre todo en la zona centro-norte, con un pronóstico de producción de 7,9 millones de toneladas, un 40% menos que la campaña anterior y el segundo tonelaje más bajo de las últimas 10 campañas. Las principal causa es el rinde promedio estimado de 20,3 qq/ha, un 38% inferior al ciclo 2016/17. En la zona de los departamentos del sudeste cordobés los rindes en soja de primera fueron muy buenos, con lotes de 50 y 60 qq/ha. La soja de segunda siembra fue la más afectada con caídas muy significativas en los rindes y la calidad del grano, incluso con algunos lotes que no se llegaron a cosechar (DIA-BCCBA).

Además de Córdoba, también sufrieron disminución de producción en relación a la campaña 2016/17 la provincia de Buenos Aires con casi 700 mil toneladas menos, Santa Fe con mermas de 400 mil toneladas, Entre Ríos con reducción de 300 mil y en el norte del país se descuentan más de 400 mil toneladas (GEA).

Desde hace 21 años el personal del Laboratorio de Calidad Industrial y Valor Agregado de Cereales y Oleaginosas de INTA Marcos Juárez realiza un muestreo durante la cosecha de soja en acopios y cooperativas de la zona núcleo sojera con el objeto de conocer la calidad de la cosecha de cada año.

Se muestrearon 989.000 toneladas entre soja de 1ª y 2ª siembra, siendo difícil diferenciar la soja de 2ª por el atraso en la cosecha de la soja de 1ª debido a la heterogeneidad en la maduración de los distintos lotes, con lotes de primera atrasados cosechándose en el mismo momento que lotes de soja de segunda siembra.

Fuente: Inta Marcos Juárez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.