La competitividad, una deuda eterna “tranqueras afuera”

En la apertura de la segunda edición de la Jornada Nacional del Agro “Jonagro”, organizada por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) bajo el lema “Competitividad, un objetivo a lograr”, el presidente de la entidad, Dardo Chiesa, aseguró: “El productor es eficiente tranqueras para adentro, la falta de competitividad comienza tranqueras afuera, por los problemas en los caminos, en la conectividad, la superposición de impuestos, los costos logísticos, de financiamiento y laborales”.

Hk4vfBvF-_930x525

Luego se refirió al problema de las inundaciones. “Sabemos que se está trabajando bien sobre este tema, pero el productor que tiene el agua por las rodillas necesita las soluciones ya mismo. El sector agropecuario aporta, y aporta mucho, y algo le tiene que volver”, finalizó.

 

La competitividad, una deuda eterna "tranqueras afuera"

Dardo Chiesa, presidente de CRA, en el cierre del evento.

 

En representación del Gobierno nacional, el jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria, Daniel Aseff, hizo un repaso de la situación actual del sector y, en ese marco, destacó la apertura de nuevos mercados para los productos argentinos.

 

“Los mercados internacionales volvieron a confiar en la Argentina”, manifestó. En referencia al tema convocante de la jornada, Aseff afirmó: “Somos conscientes del sacrificio que están haciendo. Les pedimos que no aflojen. Estamos recorriendo un camino que es difícil pero que seguro nos llevará a la competitividad que necesitamos”.

 

A su turno, el economista José Luis Espert señaló que la Argentina muestra una enorme dificultad para crecer en forma alta y sostenida en el largo plazo, debido a la falta de inversión y a la baja productividad.
En este sentido, Espert señaló que los tres vértices de la decadencia argentina son el proteccionismo, un Estado grande y deficitario y sus leyes laborales. El economista enfatizó en la necesidad de encarar reformas estructurales de fondo para no volver a caer en nuevas frustraciones. Entre ellas, destacó la necesidad de disminuir el peso del Estado sobre la economía. “No hay que transar con el déficit fiscal”, subrayó.

 

Por su parte José Barbero, especialista en planificación y políticas del transporte, señaló que existen infinidad de problemas: “Tenemos una matriz de carga distorsionada, falencias en infraestructura vial, altos costos en el servicio de transporte doméstico, limitaciones en vías navegables, falencias en los controles de comercio exterior, costos crecientes en la logística urbana y limitaciones de infraestructura en los pasos de frontera”, dijo.
Luego, Gustavo Grobocopatel, presidente del Grupo Los Grobo, ofreció un panorama del sector agropecuario y pronosticó: “Vamos a un sistema productivo de altos costos y alta volatilidad, en el que las probabilidades de perder plata van a ser más altas por la dificultad de recortar gastos”.

 

Asimismo, brindó una propuesta para mejorar la productividad, basada en tres patas: la innovación, la integración y la inclusión. “Tenemos una lucha que es pensar el sector para los próximos 20 años por fuera de la caja. Una de las soluciones es incorporar tecnología como la inteligencia artificial para trabajar los campos y medir sus rendimientos. Si no estamos integrados es muy difícil lograr competitividad. La integración supone la compra y venta de productos pero necesitamos también el flujo de ida y vuelta en conocimientos e innovación”, analizó Grobocopatel.

 

Luego concluyó: “Tenemos un mundo de oportunidades porque demanda nuestros productos, pero hay que pensar una forma de incluir a la sociedad civil. Necesitamos una visión de esperanza y oportunidades para que sean parte de esta gesta. Si el proyecto integra a las mayorías, podemos avanzar más rápido en la productividad”.

 

Deja un comentario