La demanda doméstica posibilitó el repunte de los precios de la soja

Las fábricas pagaron $ 2120 por tonelada para la zona del Gran Rosario, $ 70 más que anteayer; en Chicago la posición noviembre sumó US$ 2,76 y cerró con un ajuste de US$ 324,91

soja

 La soja se negoció en alza ayer en el mercado disponible local, producto del sostenido interés de las fábricas procesadoras, que deben mantener un fluido ingreso de mercadería para no resentir el circuito productivo y para cumplir en tiempo y forma con las exportaciones de harina y aceite de esta oleaginosa, dos rubros en los que la Argentina lidera las estadísticas globales.

Por soja con entrega inmediata sobre las terminales de Timbúes, San Martín, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y de General Lagos los compradores pagaron ayer $ 2120 por tonelada, 70 pesos más que anteayer. Según fuentes del mercado, bajo condiciones específicas de volumen y de momento de entrega, algunas fábricas habrían convalidado hasta 2150 pesos por tonelada.

La tónica alcista también se reflejó en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde la demanda propuso $ 2050 por tonelada de soja, 30 y 50 pesos por encima de los valores vigentes en la rueda anterior.

En todos los casos, las propuestas de los compradores superaron la capacidad teórica de pago de la demanda, que ayer fue calculada por el Ministerio de Agricultura de la Nación en 1963 pesos por tonelada, según la variación de los precios FOB en los puertos argentinos. Para la rueda de hoy, este indicador fue fijado en 1974 pesos.

Asimismo, fue positivo el cierre de los negocios en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), dado que las posiciones noviembre y mayo de la soja sumaron US$ 0,60 y 0,90, mientras que sus ajustes fueron de 232,30 y de 213 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer subas de US$ 2,76 y de 2,48 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes fueron de 324,91 y de 326,10 dólares por tonelada. Con compras por unos 6000 contratos, equivalentes a poco más de 815.000 toneladas, los fondos de inversión fueron los responsables del repunte de las cotizaciones.

Esta actitud de los especuladores fue una “cobertura” frente a la posibilidad de que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos reduzca hoy las existencias de soja estadounidenses en su informe trimestral de stocks al 1º de septiembre. Una de las posibilidades manejadas por estos operadores es la revisión por parte del organismo de la cosecha 2014/15 (fue récord con 108,02 millones de toneladas) que, de concretarse, podría morigerar el actual escenario negativo para las cotizaciones.

El balance positivo de los negocios contó, además, con la suba del petróleo (pasó de 44,43 a 45,23 dólares por barril) y con la leve apreciación del real frente al dólar (la relación varió de 4,109 a 4,059) como fundamentos favorables para el valor de la soja.

Maíz y trigo

Sin cambios se comercializó ayer el maíz argentino en el mercado físico. En efecto, los exportadores pagaron $ 950 por tonelada del cereal para Bahía Blanca y para la zona del Gran Rosario, en tanto que ofrecieron $ 880 para Necochea.

En cuanto a las operaciones con entregas diferidas para Rosario, los compradores volvieron a proponer US$ 105 por tonelada para octubre; US$ 107 para noviembre, y US$ 109 para diciembre. También se mantuvo estable el valor del maíz de la próxima campaña, por el que los exportadores pagaron 120 dólares por tonelada.

En el Matba, la posición diciembre del maíz se mantuvo estable, con un ajuste de 114,50 dólares por tonelada, en tanto que el contrato abril sumó un dólar y terminó la jornada con un valor de 129 dólares.

Fue levemente positivo para el maíz el cierre de los negocios en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones diciembre y marzo subieron US$ 0,88 y 0,69, en tanto que sus ajustes resultaron de 153,14 y de 157,37 dólares por tonelada.

Acerca del trigo argentino, los precios cerraron sin variantes en el mercado disponible. Para la zona del Gran Rosario los exportadores ofrecieron $ 1350 por trigo de calidad (ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína) y $ 1000/1030 por cereal condición cámara, mientras que para Bahía Blanca la demanda pagó US$ 150 por mercadería de calidad.

En cuanto al trigo 2015/2016, los exportadores propusieron US$ 140 y 120 dólares en Rosario, según se trató de cereal de calidad o de mercadería condición cámara.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los molinos pagaron entre 1450 y 1880 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago. En el Matba, las posiciones enero y marzo sumaron US$ 1 y 0,90, en tanto que sus ajustes fueron de 140,50 y de 152,40 dólares por tonelada.

Prevé una baja en la cotización de la harina

BOMBAY, India (Reuters).- Los futuros de la harina de soja para entrega en diciembre podrían caer en la Bolsa de Chicago a entre 280 y 290 dólares por tonelada (ayer cerraron en US$ 336,75), producto de los amplios suministros derivados del aumento de la molienda de soja, dijo ayer el editor de la publicación alemana Oil World, Thomas Mielke, en la conferencia de la industria Globoil India.

El especialista señaló que el descenso de los precios de la harina podría elevar la demanda global por el alimento para animales hasta los 214,20 millones de toneladas durante el ciclo comercial 2015/2016 y ubicarlo por encima de los 201,10 millones de la campaña 2014/2015. Según los cálculos de Mielke, las reservas mundiales de soja probablemente se incrementen de 87 a un nivel récord de 88 millones de toneladas en el cierre de la campaña 2015/2016.

Deja un comentario