La FAO elogió el uso de la siembra directa en la Argentina por su contribución al cambio climático

“Quiero felicitar a la Argentina por la gran contribución al mundo por promover agricultura inteligente para el clima”, dijo el secretario general del organismo, José Graziano da Silva, en una muestra de maquinaria agrícola argentina que se realiza en Roma

El ministro de Agroindustria argentino, Ricardo Buryaile, con el secretario general de la FAO, José Graziano Silva, en Roma.

El ministro de Agroindustria argentino, Ricardo Buryaile, con el secretario general de la FAO, José Graziano Silva, en Roma.

El tren de siembra de 100 kilos de una máquina “made in Argentina” fue hoy la gran estrella de la muestra “Maquinaria agrícola, tecnología y conocimiento en el Bicentenario de la Independencia Argentina”, que se inauguró con bombos y platillos en la biblioteca del cuartel general de la FAO, la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Justo en el Día Mundial de la Alimentación, cortaron las cintas de la inédita exhibición de tecnología de punta argentina en un foro internacional de renombre el secretario general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva y el ministro de Agroindustria argentino, Ricardo Buryaile.

Ante embajadores de decenas de países y el ministro de Agricultura italiano, Maurizio Martina, en su discurso Graziano Da Silva destacó la contribución a la seguridad alimentaria del mundo de la Argentina. En especial, elogió la contribución del país en lo que tiene que ver con el cambio climático, al ponderar el liderazgo argentino en siembra directa, tecnología de exportación amigable con el medio ambiente, que representa el 93% de las zonas cultivadas del país -un total de 33 millones de hectáreas-, como indicó un video que exhibe la muestra. “Quiero felicitar a la Argentina por la gran contribución al mundo por promover agricultura inteligente para el clima, y agradecer la oportunidad que nos da de conocer aún más esta tecnología a través de esta muestra”, dijo Graziano, que congratuló especialmente al embajador argentino Claudio Rozencwaig, representante ante la FAO y organizador del evento.


A su turno, Buryaile subrayó que la Argentina viene trabajando desde hace 30 años con siembra directa, una tecnología que permitió incrementar la producción, contribuyendo, para bien, con el cambio climático. Recordó, de hecho, que la siembra directa reduce la emisión de gases, fertiliza el suelo, da origen a mayor absorción de agua, lo que termina redundando en una mayor producción. “Hace bastante tiempo en la Argentina nos hemos propuesto trabajar de una manera sustentable, desde lo social, desde lo económico y desde lo ambiental, que muchos lugares del mundo han descubierto ahora por estos continuos procesos de cambios climáticos que estamos viviendo, que afectan a la sociedad toda”, dijo también el ministro. “En nuestro país lo venimos trabajando y venimos elaborando tecnologías de punta para exportar nuestros productos y al mismo tiempo para dejar de ser el granero del mundo y pasar a ser parte de los grandes alimentos que están en el supermercado”, agregó.

Buryalie destacó asimismo la firme voluntad del país de contribuir a reducir el flagelo del hambre en el mundo, el gran objetivo de la FAO. “Creo que entre todos tenemos que hacer un enorme esfuerzo para pensar en un mundo sin hambre, con mayor producción de alimentos”, dijo. En este sentido, recordó que la Argentina produce alimentos para 400 millones de habitantes, es decir, “diez veces más de lo que somos los argentinos” y que va por más. “Hacia el año 2020 nos hemos planteado alimentar a 600 millones de habitantes del mundo. Sabemos que podemos hacerlo, el presidente Macri ha iniciado una extensa agenda en producción y estamos seguros de nuestra fortaleza”, concluyó, entre aplausos.

Además de contar con el tren de siembra de una máquina y un video en español con subtítulos en inglés, la muestra -que durará una semana-, cuenta con una serie de fotografías que ilustran las diferentes etapas del proceso agrícola y las maquinarias que intervienen en cada uno (siembra, cosecha, distribución, etc.) y folletos con información de contacto del Minsiterio de Agroindustria para que los interesados puedan contactarse en relación a la maquinaria agrícola. Viajó especialmente para el evento -el primero de este tipo de la Argentina en un foro internacional como la FAO, según destacó a La Nación Rozencwaig-, José Luis Boffi, ingeniero agrónomo del Ministerio de Agroindustria, que también se quedará toda la semana para responder preguntas de los interesados.

Deja un comentario