La industria empezó a rechazar soja de mala calidad

También afecta el peso

La necesidad en un principio de hacerse de los granos hizo que las fábricas recibieran la soja sin mayores restricciones. Pero el mayor volumen hallado de mala calidad generó no sólo penalidades para el producto sino directamente su rechazo por no reunir las condiciones mínimas para su comercialización.

Un relevamiento realizado por Agricultores Federados Argentinos (AFA) en 140 localidades donde se cosecha la oleaginosa, destacó que en los primeros lotes levantados se ve una soja “afectada seriamente en el rendimiento, calidad y el peso de los granos” estimada en 9 millones de toneladas. Esto representa una penalidad por parte de la demanda que será afectado con un menor pago, pero a la vez un mayor precio para los porotos que se encuentren en mejores condiciones.

Desde la industria señalaron que aceptaron en un principio la soja dañada puesto que podían mezclarlas con otras mejores pero con el correr del tiempo empezaron a observar malos resultados en el producto final.

Para la analista de mercado, Lorena D’angelo “la mala calidad que están recibiendo los procesadores tiene un impacto en el precio que esta recibiendo el productor que ronda los $3.000 por tonelada”. Hoy una soja en condiciones normales se paga por arriba de los $4.000.

“Se ve un daño tan alto en la soja que ni siquiera la misma industria lo puede corregir, el cual no coincide si se paga el mismo precio por la soja buena”, afirmó el director de Agripac, Pablo Adreani.

El Ministerio de Agroindustria sostuvo que las precipitaciones pérdidas por algo más de 3.330.000 toneladas soja que pertenecen a las provincias de: Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. En contraste con este panorama, se reportan excelentes rendimientos (aunque a veces con exceso de humedad) en Buenos Aires y La Pampa, destacó el informe.

Mercados
Leve baja por el buen clima en EE.UU.
En Chicago los especuladores tomaron ganancias en contratos de soja y maíz, aprovechando las fuertes subas a lo largo del mes. Las buenas condiciones climáticas en EE.UU. sumó un condicionante bajista, al igual que los débiles registros de inspecciones de exportación del país del Norte.

fuente: BAE

Deja un comentario