La Ley de Semillas podría no tratarse este año

Si se contemplan los tiempos parlamentarios el plazo para las sesiones ordinarias culminan el 30 de noviembre.

El anunciado proyecto de ley de semillas, cuyo texto ya trascendió las fronteras de Agroindustria y es de conocimiento público, continúa demorado pese a su presentación en la Comisión Nacional de Semillas (Conase) o precisamente por eso mismo.

 

Para que salga una ley la condición necesaria (no suficiente) es que la iniciativa ingrese formalmente en el Parlamento, supóngase la Cámara de Diputados. Ese paso todavía no fue dado por el Poder Ejecutivo y el texto difundido por la cartera que conduce Buryaile, todavía no tiene la rúbrica del Presidente de la Nación.

 

Pese a lo pulido del texto y la presentación formal en la Conase (integrada desde el sector privado por la industria semillera, fitomejoradores, multiplicadores, comercializadores y usuarios productores), la lectura fina de la iniciativa podría derivar en algún retoque final.

 

De hecho, la industria nucleada en la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA) hizo saber su opinión en cuanto a que con el texto propuesto se desalienta la inversión en el país, palabras que aportó en declaraciones su presidente Alfredo Paseyro.

 

La Sociedad Rural Argentina se mostró bastante conforme con el proyecto, por eso su presidente Miguel Etchevehere (quien cada vez suena más fuerte para la fórmula oficialista en la candidatura a la gobernación de Entre Ríos) salió al cruce de la industria semillera.

 

“Quieren cobrar la tecnología, te pago la tecnología; quieren control, hay control. Ya está, no entiendo qué más”, dijo a Télam Luis Etchevehere. “El Congreso está funcionando, hay que ir a hablar con los legisladores porque es el momento de argumentar, no de declaraciones de intereses”, remarcó.

 

Pero el Poder Legislativo culmina el periodo ordinario de sesiones el 30 de noviembre, diez días antes las comisiones tienen su última reunión para emitir dictamen sobre los proyectos de ley, lo que reduce el tiempo al próximo 20 de noviembre en Diputados. En realidad el 18, porque 20 es domingo.

 

En un par de días el Ejecutivo deberá presentar el proyecto de ley de Presupuesto 2017, y no es novedad que la “ley de leyes” absorbe la energía política y de debate hasta su maratónico tratamiento en el recinto, salvo que haya una mayoría automática que asegure su sanción y este no es el caso.

 

Pasando en limpio: el proyecto de ley de semillas que en la práctica no deja de ser un mero borrador plagado de intenciones hasta que ingrese formalmente en la Cámara baja, casi no tiene tiempo material de debate. Apenas quedan 47 días hábiles para presentar la ley, organizar su discusión en comisiones y llevarlo al recinto para su votación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.