LA MESA DE ECONOMÍAS REGIONALES DE CAME RECLAMÓ EN CÓRDOBA MEDIDAS PARA REVERTIR LA CRISIS.

“La verdad es que las economías regionales atraviesan un difícil momento por la caída de la rentabilidad”. Con ese diagnóstico comenzó su diálogo con Mundo Agro Raúl Robín, Presidente de la Mesa de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. “Más complicados están los productos que van a exportación como frutas y productos agroindustriales. En el rubro Agroindustria hay 28 comnplejos productivos que representamos en CAME que tienen situaciones complejas, pero también hay problemas con la rentabilidad en el mercado interno: las frutas, el sector vitivinícola, el tabacalero, el azucarero, yerba mate, la ganaderia en cada una e las regiones”. Ese análisis fué planteado en el debate de la Mesa de CAME que deliberó en la sede de la Sociedad Rural de Córdoba, con la asistencia de referentes de la actividad. En otros, estuvieron presentes Eduardo Ballesteros, Presidente de la Sociedad Rural de Córdoba; acompañado por Francisco Sotomayor, Presidente de la  Sociedad Rural de Catamarca y Marcelo Angeli, de la Sociedad Rural de Cruz del Eje. Participaron distintas sociedades rurales, asociaciones de productores y cámaras empresarias de la región vinculada a la agroindustria.
016

Eduardo Ballesteros (Soc. Rural de Córdoba), Raúl Robín (CAME), Francisco Sotomayor (Soc. Rural Catamarca)

En el análisis, Robín comentó que “el factor climático se conviritó en un agravante para las producciones agropecuarias regionales, pues la mayoría de las provincias del país debieron decretar sus emergencias agropecuarias. Y sin dudas, los problemas económicos que profundizan la crisis.”

Para Robín es necesario revertir “la presión fiscal que se da en todos los contextos (nacional, provincial y municipal), controlar los efectos de la inflación que provocan pérdida de rentabilidad y mejorar el crédito, pues estos sectores que tratan de subsistir en medio de la tormenta a duras penas pueden mantenerse en pie”, concluyó.

EL DOCUMENTO FINAL

Al término de las deliberaciones, la Mesa de Economías Regionales de CAME expresó sus ponencias en el siguiente comunicado:

Las entidades participantes se explayaron acerca de distintas problemáticas que aquejan a la región tales como la próxima campaña de vacunación contra la aftosa en la Provincia de Córdoba. Los productores expresaron gran preocupación a causa de que no existe un precio estándar de la vacuna en todo el territorio provincial. Esto tiene que ver con las diferentes organizaciones que intervienen (se encuentran afectados a los operativos de ejecución diversos agentes autorizados por el SENASA a nivel nacional y diversos agentes oficializados). La responsabilidad de la ejecución de la vacunación está a cargo de entidades locales y los productores manifestaron falta de concordancia en relación a los precios.

came.2

También, en torno a la producción bovina, los productores concuerdan en la necesidad de generar mayores instrumentos y oportunidades crediticias para la retención de vientres no solo con el Banco Provincia de Córdoba sino también con el Banco Nación. Esto tiene como objetivo la importancia del incremento de la producción ganadera bovina para mejorar los índices de productibilidad y rentabilidad de los pequeños y medianos productores.

Se destacó la necesidad de generar proyectos productivos en la Región Centro y NOA  que deben tener como beneficiarios a los productores rurales.

Como meta fundamental, los dirigentes se posicionaron a favor de la institucionalización de una mayor integración de las asociaciones y/o sociedades rurales en el ámbito regional como nacional. Esto tiene como causa la necesidad de hacer escuchar sus demandas y canalizar sus inquietudes en el ámbito gremial empresario.

Las economías regionales vienen padeciendo de todas estas problemáticas y a esto debemos        añadirle los inconvenientes en torno a la logística. En un país tan extenso como lo es Argentina es  necesario el diseño de una política seria en torno al transporte. En este sentido, los productores expresaron que  los altos costos del combustible afectan de manera negativa en sus producciones.

Los dirigentes concluyeron en el debate que el incremento de los costos de producción,  la fuerte presión tributaria, los costos de transporte, la falta de apoyo crediticio y la escasez de mano de obra en la época de cosecha y la variación de los precios internos constantes vienen golpeando sobre las economías regionales del país y están erosionando la rentabilidad de miles de productores agropecuarios.

Deja un comentario