La previsión de una gran cosecha de soja en América del Sur volvió a deprimir los precios en Chicago

En Brasil, el promedio de las estimaciones privadas ubica la producción en 106,80 millones de toneladas; en la Argentina, la Bolsa de Comercio de Rosario elevó hoy de 54,50 a 56 millones su proyección para la campaña actual; mañana el USDA publica su informe mensual

La cosecha de soja de América del Sur presiona sobre los precios. Foto: Archivo

Por tercera rueda consecutiva, la soja se negoció en baja hoy en la Bolsa de Chicago, donde los operadores dieron por descontado un importante aumento en el volumen que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) estimará mañana para la cosecha de Brasil en su reporte mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial.

Al cierre de los negocios, las pizarras mostraron quitas de US$ 1,38 y de 1,29 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 371,48 y de 375,43 dólares por tonelada. También cedió hoy el valor del aceite de soja, al caer de 737,88 a 733,91 dólares por tonelada.

Con la recolección en torno del 50% del área apta, Brasil es el fundamento de mayor peso en el mercado de la soja por estos días. Ocurre que todas las estimaciones privadas difundidas en la previa del informe del USDA resultaron muy superiores a las publicadas en febrero e incluso obligaron a la agencia Reuters a modificar el habitual reporte mensual en el que releva las proyecciones de los principales estimadores referentes del mercado, de los 105,95 millones promediados el viernes a los 106,80 millones de hoy, por encima de los 104 millones estimados por el USDA el mes pasado. El rango de las 19 proyecciones privadas relevadas por Reuters quedó entre 104 y 109,70 millones de toneladas.

“En los últimos días diversas consultoras elevaron sus proyecciones hasta números cada vez más próximos a impresionantes 110 millones de toneladas, en un fuerte contraste con la cosecha pasada, que fue frustrada por lluvias irregulares en importantes regiones productoras”, explicó Reuters. Cabe recordar que la producción de soja brasileña en la campaña 2015/2016 fue de 95,43 millones de toneladas.

La sorpresa, la Argentina

Tras el cierre de los mercados, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) también fortaleció los temores “bajistas” de los operadores estadounidenses. En efecto, en su reporte mensual de estimaciones agrícolas elevó de 54,50 a 56 millones de toneladas su proyección sobre la cosecha local de soja y la ubicó incluso por encima de los 55,30 millones de la campaña anterior.

Vale recordar que pocas semanas atrás, cuando el exceso de precipitaciones dejó zonas inundadas y campos agrícolas anegados, los especuladores ubicaban el volumen de la cosecha de soja argentina apenas por arriba de los 50 millones de toneladas.

“Tras el desasosiego de las fuertes tormentas que malograron casi un millón de hectáreas de soja, el verano transcurrió para gran parte de los cultivos prácticamente sin limitantes hídricos de consideración. La tendencia ascendente del rinde puede acentuarse cuando tome fuerza la cosecha argentina”, dijo la BCR, que elevó de 29,9 a 30,7 quintales por hectárea el rinde promedio nacional y que mantuvo en 19,2 millones de hectáreas la superficie sembrada, con un área perdida de 960.000 hectáreas.

En el caso de la Argentina, el relevamiento de la agencia Reuters previo al informe mensual que el USDA publicará mañana en plena rueda de Chicago dejó un promedio de 55,20 millones de toneladas, con un rango de 54 a 56 millones. En febrero, el organismo estadounidense había proyectado un volumen de 55,50 millones.

En materia de precios, ayer el mercado doméstico no mostró cambios, dado que las fábricas volvieron a pagar $ 3900 por tonelada de soja disponible para las terminales del Gran Rosario y US$ 248 por mercadería de la próxima cosecha, con entrega en mayo.

Las posiciones mayo y julio de la soja en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) perdieron US$ 0,90 y cerraron con ajustes de 251,10 y de 257,30 dólares por tonelada.

Más maíz

No sólo la soja es noticia por lo abundante de la cosecha sudamericana. El maíz también gana terreno en la campaña 2016/2017, con una producción que para Brasil los estimadores privados ubican en 90,50 millones de toneladas, según el relevamiento de Reuters. Dicho volumen resulta superior a los 86,50 millones previstos por el USDA en febrero y queda muy lejos de los 66,50 millones recolectados durante el ciclo 2015/2016.

Y para la Argentina, hoy la BCR elevó de 36,50 a 38 millones de toneladas su estimación sobre el volumen de la cosecha de maíz para grano comercial. “En Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa y, sobre todo, en Chaco y en Santiago del Estero se consolidan las expectativas alcistas de rendimientos”, indicó la entidad en su reporte mensual. Y añadió que Santa Fe, en el tope de las marcas, supera los 95 quintales de promedio, mientras que Buenos Aires y Córdoba suben 1,5 quintales respecto de febrero, hasta los 79,9 y los 84,8 quintales, respectivamente. “Sin nuevos ajustes de superficie, las hectáreas perdidas se mantienen en 1,06 millones, en tanto que la superficie total sembrada fue de 5,84 millones. El rinde de la campaña asciende 3,3 quintales respecto del mes pasado, al pasar de 76,2 a 79,5 quintales, un guarismo nacional que se encamina a ser una de las mejores marcas”.

Para la Argentina, el promedio de las estimaciones privadas previas a la publicación del informe del USDA fue relevado por Reuters en 36,46 millones de toneladas, cerca de los 36,50 millones proyectados por el organismo en febrero.

En cuanto a los precios, las pizarras de Chicago hoy mostraron bajas de US$ 143,79 y de 146,55 sobre los contratos marzo y mayo del maíz, cuyos ajustes fueron de 143,79 y de 146,55 dólares por tonelada.

En el mercado local, los exportadores pagaron $ 2400 por tonelada de maíz para el Gran Rosario y para Necochea, sin cambios, en tanto que para Bahía Blanca ofrecieron $ 2480 por tonelada, $ 30 más que ayer. La mercadería con entrega en abril se negoció entre 150 y 156 dólares por tonelada.

La posición abril del maíz en el Matba quedó sin cambios, en 155,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato julio bajó US$ 0,30 y terminó la rueda con un valor de 147 dólares.

Deja un comentario